Los árboles más antiguos de la Tierra

Ginkgo biloba

Los árboles son un tipo de plantas que siempre llaman la atención en los jardines, bien por su altura, el color otoñal que adquieren sus hojas, o su porte. Pero también hay algunos ejemplares que destacan especialmente por la edad que tienen, la cual es mucho mayor que la de cualquier otro ser vivo. Es interesante saber que, lo que empezó siendo una semilla, es hoy en día un árbol que cuenta con más de dos mil años.

Alrededor del planeta hay varios de estos maravillosos seres, que siguen creciendo y realizando la fotosíntesis como hacían de jóvenes. Por supuesto, los animales polinizadores les siguen visitando, ayudándoles a mantener viva la especie.

Las plantas más longevas pertencen al grupo de las coníferas. No es de extrañar pues estas plantas, por lo general, viven en condiciones climáticas muy duras, con inviernos con temperaturas bajo cero. Esto hace que su crecimiento sea muy lento. Sin contar con que, a diferencia de los árboles caducos, no pierden todas las hojas todos los años, sino que las van perdiendo y renovando poco a poco. Además, las hojas de las coníferas están mejor preparadas para soportar el frío, pues son más pequeñas y delgadas, con menos poros que una hoja común de árbol.

Como decíamos, hay varios ejemplares de árboles antiguos, pero te vamos a presentar a dos de ellos, que no son tan conocidos.

Alerce chileno

Alerce chileno

El Alerce chileno, cuyo nombre científico es Fitzroya cupressoides, es conocido también como el ciprés de la Patagonia. Es originario de Chile y de Argentina, donde vive en las montañas altas. Crece hasta una altura de unos 60 metros, con un diámetro de tronco de 5 metros (aunque el científico Charles Darwin encontró uno cuyo tronco medía cerca de 13 metros).

A día de hoy existe un ejemplar que tiene una edad aproximada de 3644 años.

Pinus longaeva

Pinus longaeva

El Pinus longaeva es una de esas coníferas que más llaman la atención a los coleccionistas y aficionados de la jardinería. Como su propio nombre indica, puede llegar a ser muy longevo. Habita en las altas montañas de EEUU, a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar. Crece hasta una altura aproximada de 15 metros, con un diámetro de tronco de 3 metros.

Se encontró un ejemplar que vivió unos 4500 años, pero fue objeto de estudio y acabó talado. A día de hoy existe uno que está muy protegido, de hecho no se sabe la ubicación exacta, y cuenta con cerca de 5000 años.

¿Qué te han parecido?


Escribe un comentario