Los beneficios de tener un huerto ecológico

Huerto

El uso masivo de productos químicos insecticidas está haciendo que la tierra vaya perdiendo su fertilidad, motivo más que suficiente para que de cada vez más queramos tener un huerto ecológico y poder así volver a disfrutar del verdadero sabor de las frutas y verduras que nos acompañan en todas las comidas del día. Pero, ¿en qué se diferencia un huerto tradicional de uno ecológico? ¿Realmente es beneficioso?

Si quieres saber las respuestas a estas y a otras preguntas que seguro te rondan por la cabeza, no esperes más, y sigue leyendo.

¿Qué es un huerto ecológico?

Tomateras

Un huerto ecológico es aquel en el que las plantas proceden de semilla ecológica, es decir que no se han modificado genéticamente, y que además las plagas que pudieran tener se tratan con remedios naturales. No se utilizan productos químicos, sino que se respeta el ciclo natural de cada planta.

Los abonos que se emplean son orgánicos, como por ejemplo: humus de lombriz o estiércol de caballo. Éstos son de liberación más lenta que los abonos químicos, pero tienen la ventaja de que no hay riesgo de sobredosis, y aparte de alimentar al huerto, también se ”alimenta” la tierra haciéndola más fértil y nutritiva.

Beneficios

Flor de haba

Los beneficios de este tipo de huerto son muchos y muy variados. Al respetar tanto a las plantas como a la tierra, lo que se consigue es un huerto cuyos frutos (o hierbas si nos referimos a las verduras) tienen un sabor delicioso.

Nuestra salud se beneficia mucho también, ya que no la estamos poniendo en riesgo en ningún momento; más bien todo lo contrario: fortalecemos nuestro sistema inmunológico de manera natural.

¿Y… cómo se tratan las plagas?

Mariquita

Las plagas pueden estar presente en todo tipo de cultivos, los huertos ecológicos no son menos. En épocas de calor hay que vigilar las cochinillas, pulgones, mosca blanca, araña roja y el hongo de la negrilla; y en épocas de lluvias controlaremos sobre todo los caracoles y las babosas.

Es interesante destacar que difícilmente una planta que está sana se verá atacada por algún insecto u hongo, es por ello que la prevención es tan importante. Un buen calendario de abono y una correcta frecuencia de riegos disminuirán en gran medida el riesgo de plagas. Pulverizamos las plantas una vez cada 15 días con aceite de Neem, y si queremos evitar que los moluscos perjudiquen al huerto, no hay nada como plantar capuchinas alrededor.

Hay insectos muy beneficiosos para el huerto. Merecen una mención especial las mariquitas (las redonditas). Estos insectos son unos auténticos devoradores de pulgones. Para conseguir una mejor cosecha, no dudes en plantar flores que atraigan a las abejas, como por ejemplo: lavanda, romero, margaritas; ellas se encargarán de polinizar las flores que posteriormente se convertirán en las frutas que tanto te gustan.

Si quieres ver cómo empezar un huerto ecológico, aquí te dejamos un vídeo de una iniciativa que ha llevado a cabo San Miguel y que te podrá guiar en los primeros pasos.


Si te ha quedado alguna duda, no esperes más y ponte en contacto con nosotros.

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario