Los cuidados de las plantas en verano

Plantas en verano

El calor es uno de los grandes enemigos de las plantas y es por eso que hoy me dedicaré a contaros algunos cuidados que podéis tener en cuenta para que el verano no arrase con la salud de geranios, margaritas, violetas y azaleas, entre muchos otros ejemplares.

Si bien también es una época de gran movimiento para muchas plantas que están en floración, el calor altera su equilibrio pues a las altas temperaturas se le suma una baja humedad, en especial en zonas muy calurosas. Por eso hay que tener en cuenta algunos consejos para cuidar las plantas en verano.

Riego inteligente

El riego es clave durante el verano pero no sólo se trata de aumentar la frecuencia sino de hacerlo de forma inteligente para que el agua pueda ser aprovechada por las plantas antes de que evapore. Al momento de regar, hazlo con generosidad y siempre teniendo el cuidado de que el agua llegue no sólo a la capa más superficial sino también a las raíces. Para esto, es clave regar con lentitud para que el agua drene en toda la tierra llegando a la base. Regar con generosidad no significa encharcar el suelo así es que cuando notes que el agua ha llegado a cada centímetro de tierra es momento de detenerte.

Si las plantas son originarias de lugares muy húmedos, utiliza un pulverizador para mantenerlas siempre hidratadas. Un recurso que también puedes poner en práctica es el de colocar varios recipientes con agua cerca de las plantas para que al evaporarse genere cierta humedad a tus plantas.

Jardín en verano

Pero para contrarrestar los efectos de la evaporación, también es importante que el riego se realice cuando ya no haya sol, un consejo que debe ser aplicado todo el año pero en especial durante el verano pues los rayos solares son muy potentes y además de evaporar el agua en escaso tiempo corres el riesgo de quemar la planta pues las gotas de agua pueden provocar un efecto lupa.

La organización

Recuerda que las plantas en maceta necesitarán ser regadas con mayor frecuencia que las que están en el suelo pues, a pesar del clima, estas últimas pueden recoger algo de agua de las capas más profundas del suelo mientras que en las otras el sustrato es limitado y por eso se seca con una mayor rapidez.

Lo ideal es que analices tu espacio verde para combinar las plantas, arbustos y árboles. De esta forma, podrás conseguir un pequeño microclima que te ayudará a sobrellevar los efectos del calor de verano. Las plantas más sensibles pueden estar bajo los árboles para así no recibir el sol directo o bien puedes aprovechar si tienes un estanque para generar una mayor humedad en aquéllas plantas que crecen cerca de este pequeño espejo de agua.

Margaritas


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario