Los cuidados del bonsái Abedul Blanco

 

Como hemos mencionado en otras ocasiones, uno de los árboles miniaturas más hermosos para tener en el interior de nuestra casa son los bonsáis, que no sólo harán que nuestra casa luzca muy hermosa y llena de vida, sino también le dará un toque de elegancia que sin esta planta no tendríamos.

Sin embargo, cuando decidimos tener un bonsái, es importante que tengamos en cuenta cada uno de los cuidados que debemos tener para que la planta pueda desarrollarse de la mejor manera y que no termine muriéndose o perdiendo sus hojas. Es por este motivo, que el día de hoy les traemos los cuidados del bonsái abedul blanco, una especie de abedul que puede alcanzar apenas unos cuantos centímetros.

Lo primero que debes tener en cuenta al tener este bonsái en casa es la iluminación. Este tipo de planta va a requerir mucha luz, por lo que te recomendaría que lo colocaras en un lugar de la casa donde reciba mucha luz, mas no sol, ya que no será muy conveniente que esté expuesto a los rayos solares por mucho tiempo porque podría empezar a quemar sus hojas.

El riego, también es un factor muy importante que debemos tener en mente, ya que el suelo de la planta deberá permanecer siempre húmedo, por lo cual el riego deberá ser exhaustivo sin caer en la exageración. Recuerda que tanto el riego excesivo como el poco riego, pueden terminar haciendo que la planta se resienta, se seque o se pudra.

De igual manera, no olvides la poda. La primera poda que deberás realizar, tendrá que ser al mismo tiempo que la reducción de la parte aérea, que se hará durante la época de formación del bonsái. Ten en cuenta que la poda de modelación se tiene que hacer en invierno, tratando de eliminar todos los brotes que vayan apareciendo en la base de la planta.


Escribe un comentario