Los cuidados del Bonsai

Bonsai

¿Amante de los Bonsai? Estos pequeños árboles conquistan a muchas personas y es por eso que hoy nos dedicaremos a ellos. Originarios de China, la aparición del bonsai en Europa se produce en la Exposición Universal de París de 1898. aunque también se advierte su presencia en la de Londres de 1851. Si te inicias en el cultivo del bonsái, te recomendamos comprar alguna especie resistente y no muy cara porque son muy delicados. En este sentido, los Bonsai más fáciles de cultivar son el Olivo, el Ficus y el Zelkova.

Es probable que luego de realizada la compra notas que tu bonsai pierde algunas hojas. Esto es normal ya que se está adaptando al nuevo hogar. Además, mira bajo la maceta y quítale enseguida la mecha o tapón que suele tener incrustada en el orificio de drenaje.

Los Bonsai son principalmente de clima húmedo y es por eso que necesitan de un ambiente de similares características. Así, para crear un ambiente húmedo en tu casa puedes utilizar un humificador o poner debajo de la maceta una bandeja más grande con piedras y agua. En primavera, verano y otoño, los árboles deben estar fuera de casa. Por otra parte, asegúrate de ubicarlo en un lugar semi soleado donde reciba una buena dosis de sol al día pero sin excesos.

Para regarlo, es mejor hacerlo poco a poco y varias veces por semana, dependiendo de cada especie. Procura hacerlo siempre desde arriba, con una pequeña regadera o botella. Lo más recomendable es usar el agua embotellada o, mejor aún, agua de lluvia.

Definitivamente, estos pequeños amigos son tan bonitos que nos regalan una buena razón para brindarles el cuidado que necesitan.

Más información – Agracejo, una variedad de bonsai

Fuente – Infojardín

Foto – Hogar


Categorías

Bonsais

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario