Los mejores bonsáis para principiantes

Olea europaea

Bonsái de olivo (Olea europaea)

Es indudable que estos pequeños árboles son, cuanto menos, muy curiosos. Llaman mucho la atención, ya que nos recuerdan a paisajes de la naturaleza. Y, ¿quién no quiere disfrutar de un rincón del bosque en su hogar? Dominar la técnica del bonsái, sin embargo, lleva tiempo, pues una de las virtudes que hay que tener si nos queremos adentrar en este mundo es la paciencia. Hay que identificar y respetar los ciclos del árbol para saber cuándo es el momento de realizar los diferentes trabajos.

Afortunadamente, hay especies que nos lo pondrán mucho más fácil. Veamos cuáles son los mejores bonsáis para principiantes.

Ficus

Ficus neriifolia

Los del género Ficus son uno de los más recomendados. Tienen un crecimiento rápido, pero es fácilmente controlable. Además, toleran muy bien la poda, y cicatrizan las heridas sin apenas dejar señal (con el paso del tiempo, claro).

El único inconveniente es que la mayoría son de origen tropical y/o subtropical, con lo cual prefieren climas suaves para vivir, libres de heladas. Por este mismo motivo se deben de trasplantar casi al inicio del verano, especialmente si las condiciones climáticas no acaban de serle muy favorables.

Olmos

Ulmus parvifolia

¿Qué decir de los olmos? Tanto los del género Ulmus como los Zelkova parecen estar hechos para aquellas personas que están dando sus primeros pasos en este mundo. De crecimiento rápido, no son nada exigentes, siempre y cuando se les tenga correctamente abonados. Por cierto, ¿sabías que si los cultivas en colador durante una o dos temporadas, conseguirás que engrose el tronco de una manera increíble? Sí, sí, haz la prueba y verás. Sólo tienes que tener en cuenta que debes de utilizar un sustrato muy poroso para que las raíces estén muy bien oxigenadas y puedan absorber el abono que empleará para el crecimiento.

A diferencia de los Ficus, los olmos necesitan pasar algo de frío (con temperaturas inferiores a los 0 grados) para poder desarrollarse sin dificultad.

Otras especies

Arce

Además de las dos especies que acabamos de ver, no podemos olvidarnos de las plantas autóctonas. Ellas son las que, sin ninguna duda, nos darán mayores satisfacciones. Pero claro, si no te convence ninguna, ¿qué hacemos? Bueno, eso tiene fácil solución. Estas otras especies también son aptas para principiantes:

  • Arces: ideales para climas templados a fríos. En climas suaves su cultivo es complicado.
  • Frutales: manzanos, naranjos, limoneros, kumquat,… todos ellos pueden ser preciosos bonsáis si se trabajan correctamente.

Como siempre, si tienes dudas, no esperes más y ponte en contacto con nosotros.


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario