Los problemas más comunes del césped

Césped

Antes de elegir el césped es bueno tener en cuenta aspectos fundamentales como es el cuidado de la variedad elegida. Sin embargo, más allá de algunas cuestiones particulares los diferentes tipos de césped sufren algunos problemas generales que vale la pena tener en cuenta para así evitarlos.

Lo más importante es la falta de agua pues nada peor para nuestro manto verde que un suelo seco. Es por eso que hay que prestar atención al lugar donde están situados los aspersores para que ningún rincón quede sin regar.

El exceso de riego puede ser otro de los inconvenientes y es común que este problema aparezca en suelos demasiado arcillosos. Entonces se producen encharcamientos cuya consecuencia es la podredumbre de las raíces.

La falta de abono también puede ser un gol en contra y produce el amarilleamiento y la baja densidad del césped. Recuerda regar en abundancia luego de abonar para evitar que las hojas que tienen contacto con el abono se quemen. Por otra parte, el césped amarillo también puede ser producto de un corte muy bajo.

El césped también puede sufrir las consecuencias de un suelo demasiado compacto y con mal drenaje así como de la formación de fieltro por lo que se recomienda rastrillarlo con una escoba metálica para evitar la acumulación.

Otros problemas comunes que impiden el buen crecimiento del césped son el exceso de sombra, la aparición de musgo, la orina de perros, la aparición de plagas y hongos y finalmente algunas variedades de cespitosas que son de clima cálido y, en consecuencia, sensibles al frío por lo que se vuelven amarillas en invierno.

Más información – Céspedes que consumen poco riego, la opción para los ecologistas

Fuente – Infojardín

Foto – Infojardín


Categorías

Césped, Paisajismo

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario