Malas hierbas en el césped

Malas hierbas

Todo parece marchar en orden, las plantas crecen fuertes y sanas en el jardín, el césped luce verde y radiante y los árboles están en esa temporada bonita en la que los frutos añaden frescura y color.

Pero poco a poco la imagen comienza a alterarse cuando las malas hierbas se apresuran a cubrir pequeños espacios para cubrir cada rincón, en un proceso lento pero continuo que es preciso controlar. De otra forma, plantas y arbustos se verán afectados.

Ese enemigo silencioso

En todos los jardines hay malas hierbas, aparecen de la nada y se propagan con facilidad. En algunos casos pueden no representar grandes amenazas pero por lo general afectan a las plantas pues compiten con su normal desarrollo al tiempo que alteran el aspecto del césped luego de un largo proceso de cuidado.

En este último caso, la aparición de malas hierbas es casi una circunstancia natural de todo césped y es muy difícil no tener malezas por lo que lo mejor es un cuidado continuo para así combatirlas a medida que van naciendo.

Malas hierbas

¿Cómo evitar la aparición de malas hierbas en el césped? Lo primero que puedes hacer es no cortar el pasto al ras pues si lo dejas con algunos centímetros de altura, conseguirás que genere cierta sombra y así controlar el desarrollo de maleza evitando que éstas germinen. Un suelo suelto también es favorable y es por eso que puedes airear el césped pues esto ayuda a evitar la aparición de malas hiebras. Si la tierra está en buenas condiciones, absorbe mejor el agua de la lluvia y así se logra un terreno más rico en nutrientes, lo que evita que el césped muera y aparezcan las malas hierbas.

En este sentido, también puedes fertilizar el pasto para así enriquecer el suelo. Recuerda además, que el riego debe ser regular, en especial durante los meses más secos del año.

¡Aléjate!

Si descubres que hay malas hierbas en el césped de tu jardín, puedes realizar una escarda para así eliminarla. Entonces el pasto tendrá más espacio para desarrollarse y crecer. También es posible utilizar herbicidas, con la opción de los químicos o los naturales. Si eliges éstos últimos, son eficaces el vinagre, la sal o el estiércol líquido.

El agua hirviendo también es efectiva contra las malas hierbas aunque habrá que rociarla con precisión en la zona afectada.

Malas hierbas


Categorías

Césped

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario