Mecanismos de defensa de las plantas

Ribes sanguineum

Las plantas, gracias a sus increíbles y muy desarrollados mecanismos de defensa, han conseguido ganar el papel de gobernantes del planeta Tierra. Son silenciosas, están aparentemente inmóviles, pero si no fuera por ellas las diferentes formas de vida que hoy conocemos no existirían. Nosotros, los humanos, dependemos de ellas, no sólo porque necesitamos el oxígeno que ellas expulsan, sino también para alimentarnos.

En el día de hoy hablaremos de las diferentes formas que tiene una planta para defenderse de factores externos: plagas, sequía, exceso de agua, exposición directa al sol… Estos detalles nos ayudarán a saber cómo cuidarlas correctamente.

Ferocactus schwarzii

Hay varios tipos de mecanismos de defensa, pero los más fáciles de distinguir son los siguientes:

  • Las espinas de los cactus: si eres una planta que vive en el desierto, tu principal preocupación será cómo ahorrar la cantidad de agua máxima, pues de ella depende tu vida. Las hojas con clorofila pierden mucha debido a la respiración celular, así que no te queda otra que modificarlas hasta el punto de que se vuelvan poderosas y afiladas espinas, que además de ayudarte a perder el mínimo de líquido, te ayudarán a protegerte. Este fue un proceso que duró varias generaciones de plantas, pero finalmente consiguieron adaptarse al medio en el que vivían (y viven) gracias a sus espinas.
  • Las hojas se cierran: todos los que tenemos plantas lo hemos podido ver alguna vez: ¡la planta cierra las hojas! ¿Por qué? El motivo puede ser desde que está sufriendo una sequía que le obliga a plegar sus hojas sobre sí misma para evitar perder agua, un insecto que se está comiendo sus hojas, exposición demasiado intensa al sol, o simplemente que está llegando la noche y decide cerrarlas (muchos árboles lo hacen, como por ejemplo Albizia julibrissin o Delonix regia).
  • Toxinas… para los depredadores: hay muchas plantas que tienen toxinas en sus hojas para defenderse. Por ejemplo, el Ficus carica posee látex para disuadir a las plagas que le afectan.
    Etileno: el etileno es muy importante para las plantas. Se produce en todas las partes de las mismas: hojas, tronco… Sirve para defenderse de factores ambientales, además de que estimula el crecimiento de hojas y flores.
  • Hojas modificadas: las plantas carnívoras encuentran tan pocos nutrientes en el suelo donde viven, que han tenido que modificar sus hojas hasta convertirlas en trampas para insectos.

Dionaea muscipula

Las plantas son unos seres vivos increíbles, ¿no crees? Gracias a sus mecanismos de supervivencia se defienden maravillosamente bien.


Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario