Multiplicación de las Plantas Crasas y Cactus


Como lo vimos anteriormente, optar por la multiplicación de las plantas crasas, en donde incluimos a los cactus, no solo es importante para tener un jardín lleno de estas maravillosas y hermosas plantas sino también porque es una forma de hacerlo de manera mas fácil y mas barata.

Para hacerlo debemos tener en cuenta que existen 5 posibles métodos. Estos son los siguientes:

  • Con Semillas
  • Con Esquejes
  • Con la división de mata
  • Los hijuelos
  • El injerto

Hoy vamos a seguir hablando del primer método para la multiplicación de las plantas crasas y de los cactus, por medio de semillas. Y es que este método no solo es apasionante y maravilloso, sino que requiere mucha paciencia y trabajo.

Aunque ya vimos algunas características de este método, seguramente se estarán preguntando, ¿Cómo conseguimos las semillas?

Bueno, primero que todo, es muy frecuente los fracasos debido a las semillas que utilizamos, muchas veces estas pueden estar viejas, mal fertilizadas o simplemente mal conservadas. Para conseguir buenas semillas, durables y que germinen de manera correcta tienen varias opciones:

  • Utilizar semillas de su propia cosecha: Para utilizar nuestras propias semillas, podemos esperar a que los frutos se encuentren completamente maduros, para poder dejarlos secar en un lugar fresco (ni muy caliente, ni muy húmedo) y una vez secos los desmenuzamos para sacar las semillas. Es importante que recuerdes quitar la pulpa con abundante agua, ya que en caso de quedar residuos de la misma podrían traer hongos y enfermedades. Una vez las tengas limpias y listas, guarda las semillas en un sobre de papel, con el nombre de la especie y la fecha exacta en que fue recolectada.
  • Pedir las semillas: otra de las opciones es pedir las semillas o intercambiarlas con un amigo o alguien que sepas que tiene la especie que te gusta y que quieres tener en tu jardín.
  • Comprarlas: aunque para muchos esta es la primera opción, es importante que si las queremos comprar, lo hagamos en un lugar de confianza, en donde sepamos con seguridad que no han sido cosechadas hace mucho tiempo y que no se encuentran viejas.

Escribe un comentario