Nueva amenaza para las plantas: el picudo negro

Cosmopolites Sordidus

Por si no fuera poco, además de tener que combatir contra las plagas tradicionales como la cochinilla, pulgón, mosca blanca, ahora las plantas se enfrentan a un nuevo enemigo: el picudo negro, cuyo nombre científico es Cosmopolites sordidus.

Es prácticamente idéntico al picudo rojo de las palmeras, sólo cambia el color y el tamaño.

El picudo negro mide unos unos tres centímetros de longitud, de cuerpo más bien delgado. Su ciclo de vida consta de hasta 4 años, en los cuales debe nacer, reproducirse y morir. Las larvas nacen con una necesidad urgente de alimentarse, y es esa necesidad tan extrema la que causa grandes estragos entre las plantas.

Es originario de América tropical, donde cuenta con varios depredadores, incluido el ser humano, el cual lo usa como fuente importante de proteínas. Actualmente se está extendiendo por todos los climas cálidos. En el 2011 llegó a España, concretamente a Valencia, y recientemente me han confirmado su presencia en la isla de Mallorca.

Los síntomas son similares a los de su primo el picudo rojo: la larva literalmente se come la planta desde dentro, impidiéndola crecer. Las hojas no tardan en volverse marrones y caer.

Son muchas y muy variadas las especies de plantas que pueden verse afectadas. Entre ellas se encuentran las palmeras, las plantas crasas incluyendo a los ágaves, y todo tipo de plantas fibrosas como por ejemplo el ombú o la Chorisia speciosa.

Al ser tan pequeño, normalmente cuando detectamos que a la planta le ocurre algo, ya es demasiado tarde.  Por ello el único tratamiento disponible es la prevención. Aplicar Imidaclorid y Cloripifos alternativamente, es decir, una vez uno, y la siguiente vez el otro. Es importante no mezclar ambos productos, ni usar siempre el mismo, ya que las larvas podrían volverse resistentes a ellos.

Más información – ¿Qué son los pulgones?

Imagen – Embrapa


Escribe un comentario