Nuevas ideas para realizar abonos naturales

Abono natural

En otra oportunidad ya te hemos dado algunos consejos sobre cómo realizar abonos naturales y caseros, y ahora volvemos a darte nuevas ideas, porque estamos convencidos de que fabricar el fertilizante para las plantas en casa es posible, ecológico y muy fácil de hacer.

Pueden aprovecharse algunos de los restos orgánicos del jardín y casi todos los de la cocina, inclusive los de papel, tela y otros materiales. A continuación te brindamos algunas ideas:

Un compost totalmente natural y casero se realiza de la siguiente manera: primero se arma una base de ramitas, después una capa de tierra fértil, luego una capa compuesta por cáscaras de vegetales que no sean cítricos ni restos de tomates porque generan acidez en la tierra (frutas y verduras de las que consumimos diariamente y que van a la basura son las adecuadas) y después más tierra. Debes tener cuidado de no echar en el compost hojas o ramitas que puedan estar infectadas. Si lo están, se las debe quemar, sólo así se evita el contagio a otras plantas o especies del jardín.

Otra idea es echar los saquitos de té sobre la tierra y mezclarla con la capa superior de ésta con ayuda de una palita. Además, una infusión de té frío es un buen reconstituyente para plantas un tanto mustias, sobre todo los helechos.

Un clásico es machacar las cáscaras de los huevos y echarlas en la tierra de las macetas una vez por mes, pero sólo en el caso de plantas que toleran la cal, nunca debes hacerlo con ejemplares de tierra ácida como azaleas u hortensias. También es muy buena el agua en la que se hayan hervido los huevos, una vez fría.

Otro abono natural se puede realizar mezclando restos de café con un poco de azúcar. Debes echarlos sobre la tierra una vez al mes. Es un buen abono de liberación lenta, ya que las sustancias que posee tardan en pasar a la tierra a pesar de que la presencia del azúcar acelera el proceso. Es ideal para plantas que requieren un terreno ácido como azaleas u hortensias.

Por último, puedes usar el agua que se usó para hervir verduras, ya que está llena de vitaminas y minerales, muy beneficiosos para el crecimiento de las plantas. Debes utilizarla para regar, una vez que se haya enfriado.

Como verás son muchas las opciones -y muy económicas- para hacer que tus plantas crezcan sanas y fuertes.

Más información – Abonos naturales y caseros

Foto – El jardín en casa


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario