Cultivo, usos y más del pimiento morrón

Pimiento morrón

El pimiento morrón, cuyo nombre científico es Capsicum annuum var. annuum, es una planta herbácea muy cultivada en las regiones templadas y cálidas del mundo, y no es para menos: sus frutos tienen un sabor muy característico, agradable para muchas personas. Además, una sola planta puede producir la cantidad suficiente para que una familia pueda preparar exquisitos platos durante la temporada.

Su cultivo y mantenimiento son aptos para principiantes, ya que crece muy rápidamente, tanto si está en maceta como plantado en el huerto. Y si no me crees, sigue los consejos que te voy a dar en este especial sobre una de las hortalizas más apreciadas, y me cuentas 🙂 .

Características del pimiento morrón

Planta de pimientos

Esta es una planta herbácea perenne en su lugar de origen pero cultivada como anual en las regiones templadas que habita en Mesoamérica, donde se empezó a cultivar para consumo humano hace más de 6000 mil años. Se la conoce con los nombres comunes de pimiento, pimentón, chile, ají dulce, morrón, o pimiento morrón.

Crece hasta una altura de unos 75 centímetros, y tiene porte arbustivo. De cada rama salen dos tallos, que a su vez se dividen en dos tallos más, es decir, que se trata de una planta que tiene ramificación dicotómica. Las hojas son enteras, simples, con forma oval-oblonga, con el nervio central visible, de color verde, y miden unos 4cm. Las flores son pequeñas, solitarias, y aparecen en las axilas de las ramificaciones, y son de color blanco.

El fruto, sin duda lo más característico de esta planta, es una baya que adopta formas muy variadas: puede ser redondo, acorazonado, cilíndrico o cuadrado, y ser de color de blanco a rojo, siendo los más comunes el amarillo, el verde y el rojo. Su peso oscila desde entre unos pocos gramos hasta medio kilo.

Actualmente existen muchos cultivares, entre ellos el Jalapeño, Cayenne (o Cayena), Ojo de Pájaro, Thai o Marbles. En España los más cultivados son: Padrón, Verde o Cristal como pimiento dulce; Morrón, Ele o Select para conserva; Ñora o Guindillas para pimentón; o Amarillo de Hungría para encurtidos.

¿Cómo se cultiva?

Semillas de pimientos

Si quieres tener varios plantones de pimiento morrón en tu huerto o en tu patio, ten en cuenta lo siguiente:

Siembra

Para poder tener una excelente cosecha debes sembrar las semillas en primavera, directamente en bandejas de semillero, de la siguiente forma:

  1. Rellena la bandeja con sustrato de cultivo universal (puedes usar también uno preparado para Semilleros).
  2. Coloca un máximo de dos semillas en cada alvéolo, un poco separadas entre sí por si germinaran las dos.
  3. Cúbrelas un poco con sustrato, el suficiente para que no puedan salir volando en el caso de que sople el viento.
  4. Pon la bandeja dentro de otra -que no tenga agujeros- y llena ésta última con unos 2 centímetros de agua, para que se riegue el semillero.
  5. Ahora, coloca el semillero en una zona donde le dé mucha luz natural, a ser posible de manera directa.
  6. Mantén el sustrato húmedo, pero no encharcado.

En 10 días empezarán a germinar las primeras.

Trasplante

Al cabo de más o menos 1 mes o mes y medio, cuando las plántulas tengan un tamaño manipulable (mínimo 5cm de altura), será el momento de pasarlas a macetas individuales de unos 20cm de diámetro, utilizando sustrato de cultivo universal, poniéndolas a pleno sol o en una zona muy luminosa.

Al cabo de dos meses más, podrás plantarlas en el huerto en hileras dejando 50cm entre plantas, o pasarlas a macetas mayores.

Cuidados y mantenimiento del pimiento morrón

Capsicum annuum

Una vez que las plántulas han pasado el periodo crítico -en su caso son los tres primeros meses de vida aproximadamente-, podrás empezar a cuidarlas así:

  • Ubicación: seguimos manteniéndolos en zonas en las que entre mucha luz.
  • Riego: muy frecuente. Hay que evitar dejar que se seque el sustrato, pero también el encharcamiento. No es recomendable ponerles un plato debajo, a menos que les quites el agua sobrante a los 15 minutos después de haber regado.
  • Abonado: durante toda la temporada hay que abonarlos con abonos orgánicos, ya sean estiércol, humus de lombriz, guano, o el que prefieras.
  • Poda: debes quitar el extremo de cada tallo una vez que la planta se ha establecido, así sacará ramas más bajas y producirá una mayor cantidad de frutos.
  • Recolección: los frutos se recolectan verdes o cuando adquieren color, alrededor de los 200 días después de la siembra (puede ser antes si el clima es suave y cálido). Tienes que cortarlos con unos 3cm de tallo.

Plagas y enfermedades

Pulgones

Es una planta que puede verse atacada por diferentes insectos y parásitos, y también por microorganismos microscópicos capaces de perjudicarle seriamente.

Plagas

  • Pulgones: miden unos 0,5cm de longitud, y posen en las flores y a veces también en los tallos de éstas, destruyéndolos. Se combaten con Aceite de Neem.
  • Araña roja: son ácaros de color rojo diminutos, de unos 0’5cm, capaces de formar telarañas. Se alimenta de las células de las plantas, concretamente en el envés de las hojas, donde empezarán a aparecer manchas de color verde más claro que contrasta con el verde sano de la hoja. Se puede tratar tanto con Aceite de Neem como con Jabón potásico.
  • Orugas verdes: que se alimentan de las hojas y de los tallos. Se combaten con Bacillus thuringiensis (es una bacteria que encontrarás a la venta en viveros), o trocea uno o dos dientes de ajo y ponlos alrededor de la planta.

Enfermedades

  • Tristeza del pimiento: es una enfermedad transmitida por un hongo que ataca a nivel de cuello, donde produce una mancha oscura que se extiende por todo el tallo. El tratamiento consiste en eliminar la planta afectada.
  • Fusariosis: es una enfermedad fúngica (transmitida por hongos del género Fusarium), que ataca a las hojas, donde aparecerán manchas amarillas más o menos redondeadas. Se puede combatir con fungicidas naturales (cobre o azufre) en primavera, pero en verano es mejor usar fungicidas sistémicos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Usos del pimiento morrón

Aji amarillo

Esta es una planta que se utiliza como hortícola por sus frutos, los cuales se pueden consumir tanto frescos como fritos o cocidos. Pero hay que decir estos pimientos son prácticamente todo agua, y tienen vitaminas, calcio, sodio, proteínas,… Mejor te dejo su composición química:

Agua 94%
Hidratos de carbono 3,7% (fibra 1,2%)
Lípidos 0,2%
Proteínas 0,9%
Sodio 0,5 mg/100 g
Calcio 12 mg/100 g
Hierro 0, 5 mg/100 g
Potasio 186 mg/100 g
Fósforo 26 mg/100 g
Ácido ascórbico (Vit. C) 131 mg/100 g
Retinol (Vit. A) 94 mg/100 g
Tiamina (Vit. B1) 0,05 mg/100 g
Riboflavina (Vit. B2) 0,04 mg/100 g
Ácido fólico (Vit. B3) 11 microgramos/100 g

Propiedades del pimiento morrón

Por si fuera poco, tienen propiedades medicinales muy interesantes: al ser rico en vitamina C tu sistema inmunológico podrá prevenirte de enfermedades mucho mejor, ayuda a cicatrizar las heridas, es diurético, regula el colesterol y son ideales tanto para las embarazadas como para los niños por su contenido en ácido fólico.

Así que, ¿a qué esperas para cultivarlos? 🙂


Escribe un comentario