Plagas de las Palmeras II

Como lo mencionábamos anteriormente, Al igual que cualquier otra planta o arbusto, las palmeras pueden tener ciertos problemas. Estos se dividen en tres causas: las plagas, como insectos y ácaros; enfermedades, como hongos, bacterias o virus; y trastornos o fisiopatias, como el frio o la carencia de nutrientes.

El día de hoy hablaremos de las otras de las plagas que pueden afectar a nuestras palmeras.

Además de las arañas rojas y blancas, y de las cochinillas, nuestras palmeras pueden ser atacadas por un pequeños parasito llamado taladro. El taladro es una mariposa nocturna que durante el día se esconde debajo de los restos vegetales o rugosidades de la planta.

Es un pequeño animal que mide aproximadamente 3 centímetros con las alas abiertas, mientras que sus larvas son de un color claro y pueden llegar a medir entre los 1,5 centímetros hasta los 3 centímetros de longitud. Para controlar este tipo de plaga es recomendable utilizar insecticidas sistémicos vía foliar o radicular, durante los primeros días de primavera y otoño mientras que las larvas están vivas. Es muy importante que no dejes al descubierto los sustratos ya que las mariposas pueden llegar a depositar sus huevos en ese lugar.

Otra de las plagas que pueden resultar mortales para nuestras palmeras en la rosquilla negra, también conocida como lagarta parda. Al igual que el taladro es una mariposa de hábitos nocturnos que salen durante las horas de la noche a alimentarse de las hojas de las palmeras. Para controlarlas y eliminarlas se recomienda utilizar insecticidas sistémicos a base de clorpirifos, piretrinas, entre otros.


Escribe un comentario