Plantar Magnolias en nuestro jardín

Como ya lo sabemos, todas las plantas y arbustos requieren de un sinnúmero de cuidados, que en algunos casos pueden ser más o menos, según la variedad, la especie y también de otros factores como la época del año y la zona en la que nos encontramos. El día de hoy quisiera hablarles un poco de las magnolias, unas flores hermosas que puedes cultivar sin ningún tipo de problema en tu jardín.

Cabe destacar que su árbol es de hoja caduca y tiene un tronco robusto con muchas hojas grandes y ramificaciones. Generalmente las flores, empiezan a aparecer al final de la primavera y pueden llegar a un tamaño igual al de la palma de la mano. Son de color rosa, violeta, blanco o beige, lo que hará que tu jardín se vea espectacularmente colorido. Así que toma nota de estos consejos que te traemos el día de hoy para el cuidado de tus magnolias.

Primero que todo, es importante que tengas en cuenta la temperatura. Lo ideal es que, para cultivar magnolias la temperatura sea una temperatura media todo el año, que se encuentre más o menos entre los 17 y 22 grados centígrados. Aunque el calor será mejor que el frio, ya que las heladas afectan muchísimo a esta planta, no es bueno que la planta reciba sol directo durante todo el día, porque sus hojas podrían maltratarse y quemare.

Ten en cuenta que donde mejor se desarrolla la magnolia, es en suelos profundos, frescos, húmedos y bajos en caliza. Es importante que vigiles constantemente sus nutrientes ya que si llegase a haber deficiencia de minerales, la planta podría llegar a sufrir de clorosis. El riego también es muy importante para esta planta, por lo que te recomendamos que sea regular durante los primeros años de vida, hasta que se haya desarrollado completamente. Luego podemos regar cada vez que el suelo se encuentre seco o según la época del año en la que nos encontremos.


Escribe un comentario