Plantar o sembrar un césped nuevo III

Como lo mencionábamos anteriormente, en muchas ocasiones, una de las opciones para tener en el jardín de casa es plantar o sembrar un césped nuevo, por lo que el día de hoy vamos a hablarles un poco sobre el tema. Lo primero que debemos conocer antes de plantar el césped es el suelo, sobretodo los siguientes factores acerca de él: un aspecto muy importante es el drenaje, por lo que debemos asegurarnos que la tierra no se encharque en exceso para evitar la pudrición de las raíces de las plantas.  Por este motivo, el día de hoy seguirnos contándote un poco acerca de los pasos a seguir para plantar o sembrar un césped en tu jardín.

Después de haber labrado el suelo a una profundidad de unos 30 centímetros con azada o un motocultor, es importante que realices un abonado de fondo. Te recomiendo que utilices, como abono de fondo 5 o 6 kilos por cada 100 metros cuadrados de fertilizante complejo 15-15-15, que incluye nitrógeno, fósforo y potasio.

Luego siembra con la mezcla elegida, o simplemente planta tepes. En mezclase de semillas la dosis normal es de más o menos 35  a 40 gramos de mezcla por cada metro cuadrado. Recuerda que la mejor época para sembrar es en primavera u otoño, ya que son las épocas en las que no hay ni altas temperaturas ni heladas. Sin embargo, si vives en un lugar donde el clima es cálido puedes también sembrar en verano e incluso en invierno.

El siguiente paso, será rastrillar superficialmente para enterrar las semillas, debes hacerlo moviendo el rastrillo hacia adelanta y hacia atrás, tratando de ir avanzando.  Una vez que hayas sembrado debes tener en cuenta que debes regar de 2 a 4 veces por día, ya que la cama de siembra debe permanecer húmeda. Cuando las plantas llegues a los 2 centímetros de altura debes reducir la frecuencia del riego gradualmente, y regar en cambio más profundamente.


Escribe un comentario