Plantas de interior: cambio de macetas

Plantas de interior

Si tienes plantas en macetas, lo mejor es cambiarlas de receptáculo cada dos años para que entonces puedan vivir en un lugar con mayor espacio.

Hay varias razones para cambiar las macetas de las plantas aunque dos son las más importantes.

Raíces

A medida que transcurre el tiempo, las raíces de las plantas tienden a crecer cada vez más y es común que el espacio de las macetas les quede pequeño. Si las plantas no son trasladadas a una maceta de mayor tamaño es común que se resienta pues las raíces están apiñadas y no puedes desarrollarse en todo su potencial. Así, se ralentiza el desarrollo de la planta, las hojas son más pequeñas o florece menos. Si bien esta es la tendencia, el cambio de maceta estará en relación con la especie pues hay algunas que no necesitan un trasplante frecuenta aunque la regla es que a casi todas les viene bien.

Plantas de interior

Sustrato

Pero hay una segunda razón para cambiar la maceta cada dos años y es el que el sustrato se va lavando con el tiempo, perdiendo sus virtudes y características. Aún si se abona la tierra, se va perdiendo calidad y por eso es buena una renovación.

En el caso de plantas de gran tamaño, en lugar de cambiar la maceta se opta por renovar la capa superficial de tierra para así reforzar la riqueza del suelo aunque a la larga lo mejor es una completa renovación.

Al cambiar de maceta, no uses tierra de jardín sino composta o turba mezclada con arena de río.

Beneficios

El cambio de maceta ayuda al buen desarrollo de la planta, que ahora tiene más espacio y un suelo suelto y nutrido. Lo mejor es hacer este procedimiento en primavera, siempre con plantas que estén sanas y luego evitar exponer demasiado las macetas.


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario