Plantas medicinales para combatir alergias

Primavera

No hay nada más molesto para la persona amante de la naturaleza que un estornudo interrumpa su paseo por el campo, ¿verdad? El número de casos de alergias está aumentando considerablemente, debido al incremento de las temperaturas… pero también de la contaminación. Nuestro sistema inmune puede llegar a debilitarse, hasta el punto de que reaccione exageradamente cuando un grano de polen se posa en el interior de las fosas nasales.

Si quieres volver a disfrutar del campo, toma buena nota de estos consejos. Te presentamos las plantas medicinales para combatir alergias que de buen seguro te serán muy útiles para aliviar los molestos síntomas.

Ginkgo biloba

Ginkgo biloba

El Ginkgo biloba es un árbol considerado fósil viviente, ya que se han encontrado fósiles que datan de la era de los dinosaurios la cual terminó hace unos 65 millones de años. Es muy resistente al frío, y también al calor. Crece hasta una altura aproximada de diez metros, pero es una especie que se toma su tiempo para lograrlo.

Las hojas tienen unas sustancias llamadas ginkgolidos, que evitan que el activador de plaquetas -un químico conocido científicamente como PAF- pueda provocarnos alergias.

Echinacea purpurea

Echinacea purpurea

Esta es una planta ideal para maceta o para jardín. Con una altura de unos 80-100cm, la Echinacea purpurea tiene unas flores lilas preciosas. Es de muy fácil cultivo, y una de nuestras mejores aliadas para mantener una salud de hierro.

Se ha demostrado que aumenta la producción de las células T, que nos protegen de infecciones, virus… y también fortalecen nuestras defensas.

Ortiga

Ortiga

Es cierto, no la solemos querer tener en el jardín, ya que prácticamente todos hemos sentido el dolor de sus picaduras. Pero la ortiga, concretamente la Urtica dioica, merece tener un hueco al menos, en una maceta. No requiere apenas mantenimiento y, además de ayudarnos a combatir plagas en nuestro jardín, tiene propiedades medicinales que no podemos ignorar…

De hecho, si nos hacemos de tanto en cuanto (o a diario, según sea el caso) infusiones de esta planta, disminuiremos los síntomas de los problemas respiratorios, incluyendo tos, resfriados, y por supuesto alergias.

Manzanilla

Matricaria recutita

La manzanilla, cuyo nombre científico es Matricaria recutita, es una planta herbácea anual de flores muy bonitas de color blanco. Crece hasta una altura de unos 30-40cm y es apta para principiantes, pues sólo necesita tener el sol directo, y riegos frecuentes.

Es un potente anti-inflamatorio, aliviando el picor y los zarpullidos; pero si tienes como yo rinitis alérgica, se desaconseja su uso ya que tus síntomas empeorarían.

Allium sativum

Ajo

Terminamos con el archi-conocido ajo. Su nombre científico es Allium sativum y, aunque a muchas personas les disgusta su sabor, es ideal para combatir los síntomas de la alergia. Para tener una planta en el jardín, te puedes hacer con un sobre de semillas en primavera, y hacia el final del verano/principios de otoño podrás desenterrar el fruto.

Esta planta contiene un alto nivel de quercitina, que retrasa las reacciones alérgicas ayudándote a pasar mejor el día a día.

Para tomarlas, puedes hacer infusiones con hojas recién cogidas; o en el caso del Allium, triturar bien un diente de ajo, y consumir directamente o con líquidos (agua o zumo). También puedes comprar cápsulas o hierbas secas en herbolarios.

¿Te ha resultado interesante?


Escribe un comentario