Plantas para alejar a los insectos

Romero

Hay algunas plantas y hierbas que merecen un lugar en el jardín no por una cuestión estética sino porque son grandes aliadas a la hora de ahuyentar a los grandes enemigos de las plantas.

Se trata de plantas que tienen ciertos componentes que ahuyentan a los insectos y otras amenazas, y son ideales para plantar en el huerto o en una zona de plantas delicadas. El romero es una de ellas, una hierba que contiene un aceite especial que repele a los insectos. Si bien el aroma es agradable para los seres humanos no así para estos pequeños moradores del jardín que pueden afectar a nuestras plantas. Cultivar romero además no genera grandes inconvenientes pues es una planta fácil de cuidar que además puedes utilizar en la cocina para añadir sabor a las carnes.

Cempasúchil es el nombre de una planta que también ayuda a repeler a los mosquitos al igual que la menta de gato, una variedad de menta que es posible ubicar en ciertos lugares del jardín para ahuyentarlos. Es muy efectiva y además nos regala un manto verde debido a que tiende a extenderse y trepar. Entre tanto, el aceite de la menta ordinaria (mentha spp) evita que ciertas criaturas de la naturaleza merodeen a las plantas.

La albahaca también es de la partida y comparte con sus compañeras dos virtudes: la de ahuyentar a los insectos y la de atraer otro tipo de insectos que ayudan a evitar la aparición de plagas. La ortiga tiene un componente que puede arder en contacto con el cuerpo pero que ayuda a evitar la presencia de insectos y plagas. Lo mismo sucede con el ajenjo, una planta perenne que tiene un olor acre y aleja a los mosquitos.

Otra planta a cultivar el es pasto de limón que nos regala un aroma alimonado muy agradable pero nocivo para los insectos.

Más información – Plantas para suelos pobres


Escribe un comentario