Plantas para suelos pobres

Lirio amarillo

La mayor parte de las plantas de nuestra tierra crecen en terrenos fértiles, sueltos, bien drenados y ricos en materia orgánica. Es entonces cuando encuentran las mejores condiciones para desarrollarse pero no siempre es posible contar con este tipo de suelos, hay terrenos difíciles que aún así merecen tener una oportunidad.

Por fortuna, la naturaleza ha sido sabia a la hora de adaptarse al medio y así es como también hay plantas que pueden crecer en terrenos pobres, secos y áridos. Son ejemplares que pueden soportar una tierra arenosa y arcillosa pues gracias a sus condiciones naturales se las “ingenian” para sobrevivir en condiciones adversas.

Si vives en uno lugar con estas características debes saber que a pesar de los malos pronósticos tu jardín es ideal para que allí crezca un arbusto llamado Tamarisco o Tamarix gallica. Esta especie sólo necesita la exposición solar pues en lo que hace al terreno, se adapta muy bien a la falta de agua y así es como crece hasta alcanzar entre 2 y 4 metros de altura. Otra opción es Echium fastuosum (equium), una planta herbácea que necesita muy poco riego y se adapta a los suelos pobres aunque con buen drenaje.

El lirio amarillo o Iris pseudacorus es una planta bulbosa de fácil adaptación que alcanza una altura de más de un metro mientras que el Teucrio es un arbusto compacto y de tamaño medio que si bien necesita un suelo algo fértil tolera aquéllos que son arenosos como así también condiciones de sequía. La Rudbeckia en cambio es más delicada aunque puedes pensar en tenerla en tu jardín pues si bien necesita un terreno fértil y bien drenado se adapta sin problemas a la sequía.

Más información – Información sobre las plantas resistentes a la sequía


Categorías

Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario