Plantas vivaces y perennes

Peonias

 

¿Te has preguntado cuál es la diferencia entre una planta vivaz y una  perenne? Hoy vamos a responder a esta inquietud.

La diferencia principal entre una planta vivaz y una planta perenne es que la vivaz se marchita en invierno pero en la primavera, vuelve a brotar. En cambio la planta perenne mantiene su follaje íntegro durante todo el año.

Pero veamos más similitudes y diferencias entre cada una.

Durante el invierno, los tallos y hojas de las plantas vivaces se secan. Pero estas plantas no mueren sino que sus raíces siguen vivas bajo tierra y al llegar la primavera, la especie vuelve a brotar. En algunos casos, la planta no desaparece totalmente sino que puede quedar una roseta de hojas pegada al suelo. Ejemplo de especies que tienen este comportamiento son la Milenrama y la Gaillardia. Entre las que desaparecen completamente encontramos a la Peonía, la Astilde, el Helianthus y el Delphinium. Las plantas bulbosas, como el Tulipán, el Narciso y el Jacinto también tienen este comportamiento pero son estudiadas como un grupo aparte.

En el caso de las plantas perennes, no sufren la desaparición de sus tallos ni hojas durante el invierno, sino que permanecen igual que en los meses cálidos, es decir conservan todo su follaje. Dentro de esta clasificación se encuentran entre otras especies la Hortensia de verano, la lavanda, los Geranios, el Clavel y la Cineraria.

Hay que aclarar que si bien estamos hablando de plantas y arbustos, también hay muchos árboles que son perennes.

La característica en común de estos dos grupos de plantas es que ambas pueden vivir más de 2 años y que duran de un año para el otro y no mueren con la llegada del invierno como las plantas de temporada o también llamadas anuales.

Teniendo en cuenta estas similitudes y diferencias, puedes elegir la opción de plantas más convenientes para el diseño de tu propio jardín.

Fuente- Infojardín
Más información – Lo que no sabíamos de los árboles

Foto – Decoración In


Escribe un comentario