Poda de Formación de Árboles

Como lo hemos visto, en entrada anteriores, la poda es una práctica vital e importante para mantener a nuestros árboles siempre en buen estado y en perfecto y óptimo desarrollo.

De los 3 tipos de poda que existen, el día de hoy les traemos el primero y uno de los que no pueden faltar a la hora de sembrar un árbol, la poda de formación. Preste mucha atención y tome nota:

Este tipo de poda es casi imprescindible a la hora de sembrar árboles ornamentales, ya que si al sembrarlo, en lugar de podarlo, lo dejas crecer libremente este adoptará la forma natural que le corresponde a sus especie, lo cual no es malo,  pero en muchos lugares puede ocasionar problemas ya que podría enredarse en un cable o simplemente bloquear el paso. De igual manera también podría no interesarnos la forma ya que estéticamente no se vería bien en nuestro jardín.

Existen 3 objetivos por los cuales es importante la poda de formación en nuestro árbol:

  • Situar a determinada altura del suelo la copa del árbol que sembramos, por ejemplo para que no obstruya el paso si una persona pasa por debajo de el, o un coche o simplemente para que sus ramas no se encuentren atravesadas.
  • Ayudar a que se formen ramas con una estructura mas solida y bien distribuidas alrededor del tronco.
  • De acuerdo a las especies de árboles que sembremos en nuestro jardín, estas podrían tomar diferentes formas artificiales, por ejemplo pirámides, marquesinas, conos etc. Tenga en cuenta que si usted quiere que su árbol tenga una forma artificial determinada, este en el futuro requerirá de una poda de mantenimiento para que se mantenga impecable. 

 


Escribe un comentario