Poda de Limpieza en Trepadoras

Como vimos en entradas anteriores, cuando vayamos a podar una planta trepadora, es importante que decidamos antes de hacerlo, según la edad y el tipo de planta, el método de poda. El día de hoy, hablaremos de la poda de limpieza.

La poda de limpieza, debe realizarse una vez nuestra planta enredadera se encuentra formada completamente y tiene una edad adulta. La poda se debe realizar en caso de ser necesario, aunque recomendamos que se realice una poda de limpieza o de mantenimiento cada año. Recuerda que todas las plantas necesitan esta poda, dependiendo de cada caso particular de la planta, algunas podrían ser más intensas que otras.

L a mejor época para realizar este tipo de poda de mantenimiento, es durante el invierno, cuando la planta se encuentra en reposo, sin embargo si te encuentras en una zona donde el frio ataca sin piedad, es importante que esperes hasta principios de la primavera para realizarla.

Ten muy en cuenta que la poda de limpieza consiste en eliminar los siguientes elementos que tiene tu planta: primero que todo eliminar aquellas ramas secas, muertas, rotas o aquellas que se encuentren enfermas. De igual manera, te sirve para eliminar los trozos de ramas o tocones secos que no tienen brotes o que se encuentran muertos.  También, si tienes rebrotes al pie del arbusto que se encuentran mal situados y que no quieres que sigan desarrollándose puedes podarla anualmente.

Recuerda que cuando tienes las trepadoras podadas y no muy densas de ramas, facilitarás la entrada de luz en el interior de la planta ayudando a que se desarrollen de mejor manera y que no envejezcan antes de tiempo.  SI no realizas una poda por mucho tiempo, podría empezar a aparecer el enmarañamiento y hasta podría producirse la muerte repentina de tu planta.


Escribe un comentario