Poda de Palmeras

Las palmeras, en jardinería se deben podar no solo por razones de estética y de seguridad, se deben podar también por las siguientes razones:

Primero que todo cuando vemos una palmera llena de hojas secas, nos produce la sensación de abandono, de que no las cuidan bien, por lo que al podarlas empiezan a lucir mucho mas limpias, verdes y bien cuidadas.  Y es que, si no podamos y cortamos las ramas secas, estas pueden caerle a las personas, ocasionar accidentes y hasta convertirse en un riesgo de incendio por el follaje seco.

Es importante, además que eliminemos el exceso de palmeras secas, ya que puede favorecer al anidamiento de ratas. SI llegase a suceder esto, te recomiendo colocar alrededor de la palmera una chapa metálica para evitar que las ratas puedan llegar hasta arriba de la palmera y formar su nido en las hojas secas.

De igual manera, es importante que eliminemos las hojas y que pueden haber entre ellas, hojas afectadas por hongos que pueden infectar y generar que la plaga se propague a las palmeras sanas.

Es importante que tengas en cuenta que una palmera se debe podar cada 2 o 3 años. Al podar debes tener en cuenta el clima, ya que según la temperatura debes podar en una época determinada del año.

Por ejemplo si el clima donde tienes sembrada tu palmera es cálido, puedes realizar la poda durante cualquier época del año. Si por el contrario, vives en un lugar donde pueden haber heladas ocasionales (temperatura por debajo de los 0 grados centígrados) debes esperar a que pase el frio y realizar la poda cuando la temperatura se encuentre por encima de los 10 grados centígrados. Recuerda que durante la época del invierno, las hojas secas que se acumulen en la planta, le ayudarán también a protegerse del frio y a evitar que las hojas sanas y vivas se quemen por las bajas temperaturas.


Escribe un comentario