Poda de Renovación en Trepadoras

Además de la poda de formación, de mantenimiento o limpieza y de la que acabamos de ver para aquellas plantas que producen flores ornamentales, existe otro tipo de poda que es la poda de renovación. Este tipo de poda se debe realizar cuando la trepadora que no haya sido podada nunca o quizá muy poco, se encuentra enmarañada y muy pesada, en pocas palabras se encuentra abandonada.

De igual manera si la trepadora tiene ramas principales sanas, la poda de renovación consistirá en eliminar únicamente la copa, tratando de dejar el esqueleto de la trepadora limpio a la vista. Es decir, las ramas mas gorda quedarían desnudas dejando que el esqueleto pueda servir para que surjan nuevos brotes que formarán mas adelante una nueva copa de hojas.Si por el contrario las ramas principales son las que se encuentran envejecidas, débiles o maltratadas, es importante que vayas renovando esas ramas en varios años, es decir un año se eliminan algunas y cada año vas eliminando el resto, no todas en un solo momento.

 

Por último, es peor caso para una planta trepadora, es que se encuentre muy vieja o en un lamentable estado causado por plagas, infecciones, heladas o cualquier otra causa. Si tu planta se encuentra en ese estado, es importante que la cortes muy bien, tratando de cortar casi a ras de suelo, y empezar desde cero nuevamente. De esta manera, empezarán a surgir nuevos y vigorosos brotes. Sin embargo, es importante que recuerdes que esto debe hacerse únicamente en casos extremos y dramáticos.

Ten en cuenta que para alargar la vida de una trepadora es importante que la mantengas siempre sana y muy fuerte, que se mantenga bien regada, bien abonada, libre de plagas y otras enfermedades.


Escribe un comentario