Poda del Rosal: Híbridos de Té

El híbrido de Té, es el rosal más conocido y utilizado. Nuestros jardines pueden verse esplendidos con esta planta, pero también pueden lucir pobres, y muertos si no los cuidamos adecuadamente.

Un rosal que no se poda, se convertiría en una planta llena de ramas muertas y vivas, con tallos débiles que eventualmente pueden morir, por lo que es importante conocer la técnica correcta que debe seguirse para  podarlo.

Para podar correctamente nuestro rosal de hibrido de té necesitamos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Época de poda: Los híbridos de té, al igual que otros tipos de rosales, deben ser podados durante el invierno. Si las heladas son muy fuertes, con heladas intensas, es recomendable podarlos al final del invierno, cuando la temperatura ha subido un poco.
  • Eliminar las ramas secas, muertas y dañadas: Es vital, remover las ramas que se encuentran dañadas o muertas. Si no sabes cómo distinguir si una rama se encuentra muerta, corta un pedazo pequeño del tallo, si la superficie es de color marrón se encuentra muerta, si es de color blanco se encuentra viva.
  • Elimina las flores marchitas: Se deben eliminar las flores marchitas para que no consuman la energía de aquellas que se encuentran saludables. Debes eliminarlas cortando por debajo de la segunda hoja por debajo de la flor.
  • Recuerda que la poda debe realizarse cada año, para eliminar los tallos viejos del año pasado y darle espacio a los que están a punto de florecer.
  • Cortes: los cortes que se deben realizar, deben hacerse con herramientas muy bien afiladas.

Escribe un comentario