Podas Excepcionales

Como hemos visto en otras entradas, la poda es una práctica que no debemos dejar de realizar en ningún momento de la vida de nuestro árbol. Desde el comienzo de sus días, debemos empezar practicando la poda de formación, mientras que una vez se encuentra desarrollado debemos podarlo para mantener sus ramas y su copa en óptimas condiciones.

Además de estas dos formas de poda, existe la tercera forma, aunque menos usada y menos recomendada llamada la poda excepcional.

Este tipo de poda es bastante severa y tiene un objetivo básico, que es reducir el volumen de la copa de los árboles.

Es este tipo de podas existen dos tipos:

  • El terciado: que se utiliza para cortar las ramas del árbol en su totalidad dejando solamente un tercio de su longitud.
  • Desmochado: es mucho mas salvaje que el terciado y consiste en cortar todas las ramas a ras del tronco.

Desafortunadamente esta forma de poda se practica actualmente como una forma de poda de mantenimiento, sobretodo en parques y jardines privados. Y aunque muchos especialistas no la aconsejan se sigue practicando cada vez en mayor proporción.

Las razones por las cuales no aconsejamos este tipo de poda son las siguientes:

  • Cualquier tipo de poda que se realice es una agresión para el ser vivo, pero si además le cortamos todas las ramas el trauma será muchísimo mayor.
  • Los cortes de grueso calibre significan un trauma mayor, en donde la planta tardará mas tiempo en cicatrizar y en sanar. Cuando las ramas son cortas y delgadas, cicatrizan mas fácil y rápidamente.
  • Hay algunas especies que no soportan este tipo de podas extremas, por lo que debemos primero asegurarnos que la panta que podamos de esta forma si la soporte y que no vamos causarle ningún daño.

Escribe un comentario