¿Por qué decorar el hogar con una Calatea?

Calathea crocata

C. crocata

Es una de las preguntas más frecuentes que nos rondan por la cabeza cuando vemos alguna. ¿Por qué una Calatea? Bueno, lo cierto es que son un género de plantas muy decorativo, cuyas hojas de colores animarán el ambiente, dándole una nueva vida. Además, hay muchas especies para elegir, y cada una de ellas es muy, muy hermosa.

Veamos cuáles son los cuidados que necesitan.

Calathea lancifolia

C. lancifolia

Las Calatea son unas plantas herbáceas perennes originarias de las selvas tropicales húmedas, donde viven bajo la sombra de los grandes árboles. Su altura es de unos 50cm, pero varía según la especie, pero sin sobrepasar los 70cm. De hecho, son ideales para tener en macetas de cerámica, por ejemplo, en un patio interior protegida del sol directo. Su ritmo de crecimiento es más bien lento, por lo que se recomienda trasplantarlas cada 2-3 años. Es importante que la maceta nueva sea, como mínimo, unos 5cm más ancha y profunda que la anterior; de esta manera, podrá desarrollarse sin problemas.

Calathea ornata

C. ornata

Es una planta que no requiere de riegos frecuentes. Deberemos regarla unas 2 veces por semana en verano, y el resto del año una vez cada siete días. Las Calatea son muy sensibles a la podredumbre de los tallos ocasionada por hongos, por lo que es muy recomendable, a la hora de hacer el trasplante, mezclar turba negra con perlita o con greda volcánica a partes iguales.

Calathea zebrina

C. zebrina

Desde primavera hasta finales de verano podemos abonarla utilizando abonos específicos para plantas verdes, o ahorrarnos un dinero usando nuestros abonos caseros, como puede ser el compost, cáscaras de huevo, posos de té fríos, cáscaras de plátano…  Por supuesto, también se puede abonar una vez utilizando un abono líquido, y al mes siguiente utilizar un abono orgánico.

¿Tienes Calateas en casa?


Escribe un comentario