¿Por qué las plantas siguen la luz?

Si eres de los que le gusta caminar por los campos y observar las plantas, es muy probable que hayas notado como algunas plantas como los girasoles, siempre están mirando hacia el sol, en busca de la luz y de sus rayos. Aunque no pueden moverse del suelo, durante el día mueven su tallo según el lugar donde se encuentre el gran astro rey.

Además de los girasoles, seguramente habrás notado que algunas plantas, crecen en la misma dirección por la que sale el sol, y durante el dia tratan de seguir la luz que llega de este gran astro. Pero, ¿te has preguntado por qué algunas plantas siguen la trayectoria del sol? Aunque la respuesta puede parecer sencilla, no lo es para nada. Una de las primeras personas en preguntarse esto fue Leonardo Da Vinci, y a partir de esta interrogante, muchas más personas empezaron a preguntarse lo mismo.

Actualmente, un grupo de investigadores europeos, han realizado descubrimientos que nos acercan un poco a la respuesta: al parecer las plantas tienen una hormona vegetal llamada auxina, que hace que busquen la luz del sol. Esta hormona se almacena en lugares determinados de la planta, como las secciones de crecimiento de la planta y luego es transportada a otros lugares entre ellos el tallo.

Para que la planta pueda llegar a absorber de forma adecuada y óptima los rayos solares, es muy importante que el tallo se enderece lo antes posible para que pueda alcanzar el máximo de su altura y logre tomar los rayos del sol. Es por este motivo, que se empieza a suministrar mayores cantidades de esta hormona auxina a la zona inferior de la planta, por lo que el tallo empieza a crecer recto. De esta manera, las plantas logran sacarle provecho de mejor forma a las condiciones cambiantes de su entorno ambiental.


Escribe un comentario