Principios para el Diseño del Jardín Japonés

Cuando estamos pensando en darle un toque diferente a nuestro jardín podemos optar por un jardín al estilo japonés. Sin embargo antes de empezar, es importante que empecemos entendiendo que existen algunos principios intrínsecos para captar de manera exitosa el espíritu de este tipo de jardines. Lo más importante es que la misma naturaleza en la que nos puede ayudar a buscar y encontrar estos principios básicos del diseño del jardín japonés.

Siempre debemos preguntarnos, cuáles son las formas en la naturaleza, o qué encontramos en ella que podamos llevar a nuestro jardín, por ejemplo nunca encontraremos una laguna cuadrada, por lo que no debemos poner una laguna de esta forma en nuestro jardín. Podemos utilizar una cascada, pero nunca una fuente. También es importante que recordemos el equilibrio, ya que debemos tratar de crear un gran paisaje, aun cuando nuestro espacio sea reducido, por lo que debemos siempre elegir los componentes con mucho cuidado y atención, para que el jardín no se vea apretado, con mil y un adornos y se pierda el equilibrio y la naturalidad del lugar.

Puedes utilizar rocas para representar las montañas, una pequeña piscina puede convertirse en una laguna, mientas que la arena rastrillada puede representar el océano. Siempre debemos recordar la frase “menos es más” que describe perfectamente lo que queremos lograr con el diseño de este tipo de jardines.

Otro de los puntos clave que debemos considerar es el concepto de wabi y sabi. Wabi significa algo único o el espíritu de algo que se encuentra solitario, mientras que sabi define la imagen ideal de algo. De esta forma, y para explicarlo un poco mejor, si por ejemplo tenemos un farol de cemento, este puede ser único, pero le falta algo, al mismo tiempo que si tenemos una roca vieja cubierta de algas, puede ser única pero sigue sin estar completa, por lo que debemos tratar siempre de encontrar el equilibrio entre el wabi y el sabi.


Escribe un comentario