Problemas con el abonado

Durante los últimos días, les hemos hablado un poco acerca del abonado de plantas de interior, en plantas sembradas en macetas, el tipo de abonado que podemos utilizar, entre otros temas. Ya como ustedes lo debe saber, el abono es uno de los factores que debemos tener en cuenta para que nuestras plantas puedan crecer y desarrollarse adecuadamente. Es por este motivo que el día de hoy quiero hablarles acerca de los problemas que se pueden presentar cuando abonamos mucho, o cuando abonamos muy poco.

Es importante tener en cuenta que cuando abonamos es preferible ir de menos a mas, y poco a poco ir añadiendo según sea necesario. Cuando abonamos en exceso se pueden producir diversos problemas, que pueden ir desde pequeñas manchas en las hojas de la planta, hasta la muerte, esto dependiendo de la especie y cuanta cantidad le aplicaste al suelo.

Ten en cuenta que debes tener cuidado con pasarte en las cantidades de abono, además de las manchas, pueden también quemarse los bordes de las hojas. Si empiezas a notar que has abonado mucho tu planta, debes quitar el exceso de abono, regando muy bien la parte inferior de la maceta para lavar toda la tierra. Una vez la hayas lavado, es importante que añadas un poco más de sustrato para que la planta pueda mejorarse y estar más saludable.

Si el problema no es la cantidad de abono que le has aplicado, sino que no has aplicado suficiente, la planta seguramente estará creciendo muy lentamente, se pondrá amarilla y pálida. Hi empieza a faltar hierro los nervios se volverán verdes, por lo que es importante que empecemos a buscar el abono que ellas necesitan o los fertilizantes recomendados.


Escribe un comentario