Problemas de los Rosales

Como cualquier otra planta, las rosas también presentan problemas durante su desarrollo y crecimiento.

Cualquier persona, que se dedique a la jardinería, o que haya cultivado alguno de estos tipos de planta durante su vida sabe que pueden surgir ciertos problemas. Debemos, como primera medida elegir la especie adecuada de rosa y darle los cuidados necesarios. Debemos conocer acerca de la rosa que vamos a plantar, como por ejemplo el clima que necesita, el suelo, el regado, y todos los factores que hemos mencionado en otras entradas que se deben tener en cuente a la hora de cultivar rosales.

De igual manera, debemos mantenernos atentos a los cambios que pueden aparecer e nuestra planta y que pueden ocasionar cambios en su desarrollo.

  • Falta de hierro en el suelo: la falta de hierro en el suelo puede detectarse a simple vista, al notar que las hojas de nuestras rosas antes verdes se han vuelto amarillentas y secas. Podemos ayudar a nuestra planta aportándole el hierro que necesita, fertilizándola con productos que podemos encontrar en el mercado, como los quelatos de hierro que pueden ayudar a tu planta a nivelarse y a desarrollarse correctamente, para que cuando llegue la floración sea abundante y hermosa.
  • Pulgones: Al igual que cualquier otro tipo de plantas, las rosas pueden verse infestadas de pulgones y otro tipo de plagas. Por esta razón es importante mantenernos atentos para limpiar nuestra planta y librarla de cualquier tipo de plaga o enfermedad que la perjudique.

  • Araña roja: Este tipo de plagas miden menos de un milímetro, por lo que a menudo pueden pasar desapercibidas. Generalmente aparecen durante las épocas calientes del año, causando que las hojas se caigan y no se produzca la floración. De esta manera si queremos tener rosas hermosas es importante combatir esta plaga con acaricida o con un sistema de control biológico.

Escribe un comentario