¿Qué plantar en zonas difíciles del jardín?

Seguramente en tu jardín habrás encontrado lugares en los cuales se presentan algunas dificultades, zonas como charcos, o humedales, espacios con mucho cemento, demasiado sol, cuestas, empinadas, entre otros. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de lugares, pueden llegar a complicar la tarea de sembrado de plantas, arbustos y flores.

Sin embargo, el día de hoy vamos a explicarte cómo puedes aprovechar estos rincones de tu jardín para plantar las especies adecuadas. Que una cuesta o una empinada no se conviertan en un problema para ti y para tus plantas, es hora de llenarnos de paciencia y empezar a plantar en las zonas difíciles de nuestro jardín.

En el caso de que la zona de nuestro jardín sea difícil porque hace demasiado viento, puedes optar por colocar setos o pantallas para que las plantas que tienes sembradas en el jardín, no se estropeen, se vayan a romper o se tuerzan. De igual manera, también puedes colocar algún tipo de protección artificial, como pantallas de macera o de brezo. Si por el contrario, el problema de tu jardín es que se encuentra a la vista de todo el mundo, puedes protegerlo de las miradas indiscretas con una pérgola por ejemplo.

Para aquellos que tienen problemas de zonas con mucho sol, te recomiendo que coloques plantas que requieren un buen drenaje o que soporten muy bien la sequia, como por ejemplo las plantas mediterráneas, los cactus y las plantas crasas. Si el terreno es muy húmedo, lo mejor será colocar juncos, bambúes o cálamos que además de ayudarte con los problemas de drenaje van a decorar ese lugar de tu jardín.


Escribe un comentario