¿Qué son los pulgones?

Pulgones

Los pulgones son una de las plagas más populares para quienes tienen un huerto pues afecta a un gran número de frutas y verduras. El nombre científico de estos pequeños enemigos es Aphididae y se trata de un insecto homoptero de morfología variada que a pesar del nombre con el que es conocido no tiene relación con las pulgas. A diferencia de ellas, los pulgones son parásitos de plantas angioespermas, es decir las plantas con semillas cuyas flores poseen sépalos, pétalos, estambres y carpelos, y son estos últimos los que reciben al polen.

¿Cómo distinguir a los pulgones? Si bien sus efectos son observables a simple vista también es posible advertirlos con un poco de paciencia: son pequeños, lisos, de colores variados aunque por lo general verdes, amarillos o negros y en algunos casos presentan manchas o motas. Algunos presentan alas membranosas y transparentes. El cuerpo de estos insectos en blando y tiene forma piriforme. Al final del abdomen tienen dos apéndices pequeñas y erectas que son las encargadas de verter las sustancias que repelen a sus depredadores. Los pulgones segregan una sustancia pegajosa que atrae a las hormigas, que a su vez protegen a muchas plantas de parásitos.

Los pulgones son comunes en ambientes secos, sobretodo en primavera y verano, y dañan a las plantas pues se alimentan de la salvia. Es por eso que afectan los tallos, hojas y botones florales. Es posible advertir sus efectos a través de las manchas amarillas que aparecen en el tallo. Los botones florales se enrollan y deforman.

Para evitar los pulgones es posible realizar algunos remedios caseros. Uno de ellos es un repelente a base de ajo que se prepara hirviendo durante media hora un litro de agua con cinco dientes de ajo bien machacados. Una vez frío y colado se pulveriza sobre la planta.

El Ajenjo es una planta con efecto repelente que puede ayudar a evitar los pulgones. Su efecto es más eficaz si hervimos Dejamos enfriar el agua y la colamos; el resultado pulverizaremos sobre la planta.40 gr. de hojas de ajenjo por litro de agua para luego pulverizar. Otro remedio eficaz es realizar una infusión de cebolla picando cebolla mediana por litro de agua para luego hervir por 5 minutos.

Más información – Nueva plaga descubierta: el Tarlo asiático

Fuente – Ecoagricultor

Foto – Agrostart


Escribe un comentario