Recolectar semillas de flores II

Calendula

Para obtener semillas de las plantas, tendremos que buscarlas generalmente en las flores de éstas. En ocasiones, las semillas aparecen cuando se caen las propias flores secas, y otras veces, las encontraremos en el cáliz de la flor o en la vaina del fruto.

La Caléndula es una planta que producen abundantes flores. Cuando las flores se marchitan, aparecen en su lugar las semillas que primero estarán verdes y luego se secarán y quedaran de color marrón. Son semillas duras y rugosas. Germinan muy bien y se pueden sembrar todo el año.

Otra de las plantas cuyas semillas surgen cuando las flores se secan es el Cosmos. Esta planta puede alcanzar el metro de altura y florece desde verano hasta otoño. Durante este tiempo produce muchas flores, unas se secan y otras aparecen. Cuando se secan, se caen los pétalos y aparecen las semillas en su lugar, al igual que sucede con las del tagete. Estas semillas son de color verde pero finalmente se pondrán de color negro. Las guardaremos y las sembraremos al año siguiente.

Alheli

Para obtener las semillas del Alhelí esperaremos a que desaparezcan las flores y surjan las vainas del fruto. Cuando estas vainas esten verdes las recogeremos y las dejaremos secar. Una vez secas, las abrimos y encontraremos las semillas dentro. Estas semillas germinan muy bien y se pueden plantar durante todo el año, ya que al igual que la Caléndula, el Alhelí es una planta que soporta bien las bajas temperaturas y podemos disfrutar de ella en invierno.

El azulejo es una planta con semillas muy curiosas. Estas son pequeñas y con pelos en la parte superior, mientras que la parte inferior es lista y en forma de punta. Estas semillas son similares a una flecha pequeña y se encuentran en el cáliz de la flor. Cuando los pétalos se marchitan, recogeremos los cálices de las flores y los abriremos y ahí encontraremos las semillas.

Más información – Recolectar semillas de flores.


Escribe un comentario