Regando Mi Trepadora

Así como debemos tener cuidado con el mantenimiento de  plantas y arbustos, es importante que prestemos mucho cuidado a la hora de tener plantas trepadoras.  Además del abonado, la eliminación de malezas, la poda y la guía, y el control de plagas y hongos, es importante que tengamos en cuenta el riego. El día de hoy, empezaremos con este. Presten mucha atención.

Antes que nada, es importante que sepamos que, la frecuencia del riego en trepadoras y en la mayoría de las plantas, depende de ciertos factores, por ejemplo el clima de la zona donde la plantamos, si se encuentra en un lugar donde hay sombra o se encuentra a pleno sol, si la trepadora recibe corrientes de vientos fuertes, la época del año en la que las sembramos, el suelo donde lo hacemos, y la especie de trepadora que tenemos en nuestro jardín.

De igual manera, también debemos tener en cuenta el tamaño de la planta, ya que si es una trepadora mas grande, podría consumir mucho mas agua que si es una planta pequeña. También es importante que prestes atención a su floración, recuerda que una planta en plena floración tendrá mayor necesidad de agua y de permanecer hidratada que una que no se encuentra en ese periodo.

Si plantamos una trepadora en nuestro jardín, te aconsejamos lo siguiente: siempre es mucho mas recomendable regar poco, que excedernos con el riego, ya que si nuestra planta se encharca sus raíces podrían pudrirse. De igual forma, el exceso de riego puede llegar a matar tu planta y empobrecer el suelo cuando arrastra los nutrientes minerales en profundidad, haciendo que las raíces pierdan el alcance de estos.


Escribe un comentario