Remedios naturales para combatir los caracoles

Caracol

Los caracoles y las babosas salen cuando ha parado de llover. Les encantan las hojas tiernas, verdes, pero también se pueden comer los tallos delgados de las hierbas o de las plantas muy jóvenes. Esto puede suponer un problema, pues cuando se marchan, nuestra planta ya no está tan bonita como lo estaba antes. Si deseas saber varios remedios naturales para combatirlos, no lo dudes, ¡sigue leyendo!

Aunque en el mercado hay varios productos anti-moluscos, es más recomendable usar productos naturales, especialmente si se convive con animales domésticos o se tienen niños pequeños. Así también se evita dañar al medio ambiente.

Planta

Dado que los caracoles y las babosas son unos excelentes escaladores, las redes de protección no sirven para evitarlos. Sin embargo, sí que podemos usar los siguientes remedios naturales:

  • Sal: Ellos temen la deshidratación. por ello podemos echar sal alrededor de las macetas. O en el caso de que se trata de plantas que están en el suelo, se abrirá una pequeña zanja alrededor, y se colocará plástico con sal en su interior. Es muy importante que la sal no esté en contacto con la tierra.
  • Cáscaras de huevo: Rotas, puestas alrededor de las macetas o de las plantas, son muy eficaces cuando se trata de ahuyentar a los caracoles. Además, servirán como abono para la planta.

Si lo que quieres es atraerlos a un determinado sitio, puedes usar lo siguiente:

  • Azúcar
  • Pan (concretamente las migas)
  • Galletas (muy troceadas)
  • Melón
  • Sandía
  • Cáscaras de naranja
  • Cerveza

Caracol en flor

Si la plaga no es muy grave, se aconseja quitarlos uno a uno y llevárselos lejos del jardín. Es el remedio más natural y efectivo. Por supuesto, a veces esto no es suficiente y se tiene que hacer uso de algún remedio para poder combatirlos. Los remedios naturales mencionados anteriormente te ayudarán con esa tarea.


Escribe un comentario