Riego de los Árboles

Aunque parezca obvio, los árboles se deben regar en el momento en que sea necesario. Hago énfasis en esto ya que muchas personas tienden a regar sus árboles y cualquier tipo de plantas en momentos en que estas no lo necesitan, y lo único que ocasionan son encharcamientos que pueden generar la pudrición de sus raíces y la muerte de su planta.

Es importante que tengamos en cuenta, que el riego excesivo puede producir lo siguiente:

  • La pudrición de las raíces producida por la asfixia de las mismas. En este tipo de condiciones, aparecen los hongos que viven generalmente en el suelo y se apoderan de las raíces, provocando la muerte de las mismas.
  • Que las raíces se desarrollen de una manera superficial en lugar de profundizar en la tierra para buscar agua, es uno de los síntomas de regar demasiado nuestro árbol, ya que como nosotros le estamos proporcionando todo el agua ellos no necesitan extender sus raíces para buscarla ellos mismos. El problema es que esto, los vuelve mas sensibles en época de sequia, haciendo que se deterioren de manera mas rápida y que haya mayores probabilidades de que mueran.

 

Pero, ¿cada cuánto debo regar mis árboles? El riego de nuestro árbol depende de diferentes factores, como por ejemplo, la especie que tenemos, ya que existen especies que requieren mayores cantidades de agua que otras. Otro de los factores que debemos tener en cuenta, es el tamaño del árbol, por ejemplo un árbol pequeño necesita menos agua que uno grande. De igual manera es importante que tengamos en cuenta la época del año en la que sembramos nuestro árbol y el suelo en el cual lo sembramos (hay suelos mas húmedos que otros y retienen mayor agua).


Escribe un comentario