¿Sabes de dónde vienen los huevos que te comes?

produccion ecológica de huevos

Gallinas en granja de producción ecológica de huevos

No sólo está aumentando la tendencia al cultivo de hortalizas para consumo propio. Cada día son más los huertos urbanos (entendidos como huertos para autoconsumo cercanos a la ciudad) que incorporan un gallinero con unas cuantas gallinas para la producción de huevos, huevos de gallinas en libertad, la versión original de los que habitualmente comemos. Pero no tendría por qué ser así. En realidad, es fácil saber si los huevos que te comes vienen de una gallina encerrada en una jaula sin espacio donde moverse o de una gallina criada en libertad. La diferencia en el sabor es grande y en el respeto por el animal, también.

¿Quieres saber cómo averiguarlo? Sólo tienes que mirar los números impresos en el huevo. Y leer el resto de este artículo, claro.

Tal como nos informan nuestros amigos de granjaurbana, desde el 1 de enero de 2004 es obligatorio en Europa marcar todos los huevos destinados al consumo humano directo que se vendan envasados o a granel (huevos de categoría A) con un código que identifique el sistema de cría de las gallinas, el país de origen y el número distintivo del productor. Este código se interpreta del siguiente modo:

Observad el primer número. Será una cifra del 0 al 3 e identifica la forma de cría:

  • 0: producción ecológica.
  • 1: producción campera.
  • 2: producción en el suelo.
  • 3: producción en jaulas.

Detrás de uno de estos números viene las letras identificativas del país de producción (el código correspondiente a España es “ES”), y el número de identificación del productor.

códigos de los huevos

Número 0: Producción ecológica

Las gallinas se mueven con libertad. Disponen de un gallinero con espacio en suelo y corrales al aire libre donde pueden salir libremente. Se alimentan con pienso procedente de la agricultura ecológica y tienen que cumplir unas normas específicas de este tipo de producción. La densidad de gallinas, por ejemplo, es de 1 cada 4 metros en el espacio abierto, y 6 por m2 como máximo en el gallinero. También se prohíbe el empleo de antibióticos, promotores del crecimiento, y materias producidas mediante OGM (organismos modificados genéticamente).

Número 1: Producción campera

Las granjas disponen de un gallinero y corrales al aire libre a los que pueden acceder libremente, pero los requisitos de alimentación de las gallinas no son tan exigentes.

Número 2: Criadas en suelo

Las gallinas están criadas en naves, sin acceso al exterior. Se les controla la iluminación las 24 h para obtener mayor productividad. Tienen la opción de moverse semi libremente, pero, dado que la densidad puede llegar a ser de 12 gallinas por metro cuadrado, podemos hablar de un hacinamiento horizontal. Estas gallinas nunca verán la luz del sol y se les suele cortar el pico para que no puedan romper los huevos, lesionarse unas a otras o autolesionarse. Del 1 al 2 empeora drásticamente la calidad de vida de las gallinas.

Número 3: Criadas en jaulas

Las gallinas están dentro de jaulas diseñadas especialmente para facilitar la recogida de los huevos, evitando que se ensucien con el estiércol. Son celdas individuales, muy pequeñas, menores que el tamaño de un folio y se disponen vertical y horizontalmente, unas encima de otras. Las gallinas no podrán moverse en su vida. Sufren incluso malformaciones y se les suministran habitualmente antibióticos para evitar enfermedades. Se les controla la iluminación las 24 horas del día. Es una forma cruel de producción.


Categorías

Huerto, Jardinería

Ana Valdés

Desde que empecé con mi macetohuerto, la Jardinería se ha ido colando en mi vida hasta convertirse en mi hobby favorito. Antes, profesionalmente,... Ver perfil ›

Escribe un comentario