Semilleros en invierno

Semilleros protegidos

En estos días en los que el frío cala hondo en muchas ciudades y pueblos de España es difícil pensar en cultivar nuevas plantas y hortalizas. Pero si tienes ganas de intentarlo a pesar de todo lo mejor es sembrar en semilleros para que entonces las semillas y plántulas tengan un hábitat cálido y agradable en donde desarrollarse.

En los días de invierno no basta con un receptáculo en donde colocar la tierra sino que además es necesario crear el ambiente perfecto para que las semillas puedan crecer, calentar los semilleros de alguna forma para que tengan la temperatura que las semillas necesitan para su desarrollo.

Hay dos alternativas en estos casos: los semilleros protegidos o los semilleros de cama caliente.

Semilleros protegidos

Es la opción más sencilla para el cultivo de nuevas plantas pues se trata de cubrir los semilleros con alguna protección para así aislarlos del frío y de las heladas. Por lo general, se los cubre con un plástico aunque muchos utilizan cristales.

Hay que tener cuidado de cubrir muy bien todo el semillero pero también de permitir que las plantas reciban la luz natural los días soleados. Esas jornadas habrá que quitar la protección.

Semilleros protegidos

Semilleros de cama caliente

Este método es más complejo pero muy natural y allí está su ventaja. En el caso de los semilleros de cama caliente se logra crear un clima cálido a partir del estiércol.

Habrá que rellenar el semillero con estiércol y luego con una capa de compost. Luego de regar, es momento de sembrar las semillas que se desarrollarán en un hábitat cálido gracias al calor que genera el estiércol. Por último, habrá que proteger el semillero con un plástico o cristal.

Semilleros protegidos


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario