Siembra de las plantas anuales y bianuales

Plantas anuales

Son plantas bonitas y vistosas que tienen sólo un punto en su contra: se trata de plantas de temporada que renacen cada año para luego esperar el ocaso hasta la siguiente temporada.

Las plantas anuales son aquéllas plantas que sólo duran unos cuantos meses y cuando se acerca la temporada de frío mueren por lo que hay que reemplazarlas por otras que resistan las bajas temperaturas. Eso sí, mientras el tiempo acompaña son muy hermosas, con flores de muchos colores que consiguen atrapar la mirada.

También están las plantas bianuales que repiten características aunque en este caso se desarrollan a lo largo de 24 meses, en dos etapas consecutivas. Aquí también tenemos plantas muy bonitas y llamativas que además son económicas.

Más sobre las plantas anuales y bianuales

Si bien no es frecuente que sobrevivan al invierno algunas plantas anuales logran hacerlo cuando viven en lugares de clima cálido aunque es común que entonces la floración del segundo año sea peor que la primera.

Plantas anuales

Entre las plantas anuales más populares se encuentran las siguientes: Agerato, Amaranto, Cresta de gallo, Clarkia, Cosmos, Alegría de la casa, Tagetes, Petunia, Antirrino, Lobelia, Banderilla o Gallardía.

En el caso de las bianuales, el grupo es mucho más acotado, dentro del cual se encuentran el pensamiento, la campánula o el alhelí.

La siembra de plantas anuales y bianuales

Si quieres sembrar este tipo de plantas puedes hacerlo directo en el suelo, ya sea para cubrir espacios entre plantas o bien si quieres crear un bonito y florido rincón. El proceso es muy fácil pues lo primero es labrar bien la tierra pues estas plantas requieren de un terreno suelto y mullido.

Plantas anuales

Lo ideal es un suelo rico en nutrientes así es que debes agregar abono orgánico para luego diferenciar en el terreno los sectores en los que plantarás cada una de las especies. Luego esparce las semillas de cada planta en su respectivo sector y cubre con tierra ayudándote con un rastrillo. Otra opción es cubrir con mantillo.

Luego habrá que regar con suavidad para no dañar las semillas y aguardar a que se desarrollen. De tanto en tanto, aclara el terreno para así limpiar la zona y que las plantas puedan desarrollarse mejor.


Categorías

Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario