Siembra de plantas hortícolas en invierno

Tomate

Aunque estemos en la época más fría del año, ya podemos empezar a preparar los semilleros de algunas plantas hortícolas que vayamos a necesitar durante la temporada. Nos abrigamos bien para no acabar resfriados, cogemos las bandejas que vayamos a usar, sustrato y por supuesto las semillas.

Pero, ¿no sabes qué se puede sembrar en estas fechas? No te preocupes. En este artículo te lo contamos.

Brotes de apio

Las hortalizas y verduras que se pueden sembrar desde enero a abril (en el hemisferio norte) son las siguientes:

  • Ajos: se siembran desde enero a marzo.
  • Apios: en semillero protegido. Época ideal: febrero-marzo.
  • Berenjenas: sensibles al frío. Su época ideal de siembra también se sitúa entre febrero y marzo.
  • Escarolas: en semillero protegido.
  • Pepinos: su época ideal de siembra se sitúa entre febrero y abril.
  • Perejil: esta es una planta muy sensible al frío. Por ello procederemos a sembrar las semillas cuando el riesgo de heladas haya pasado.
  • Pimientos: se suelen sembrar entre febrero y marzo.
  • Tomates: se pueden sembrar en enero en semillero protegido, o bien una vez que hayan pasado las heladas al exterior sin necesidad de protección.
  • Zanahorias: su época ideal de siembra se sitúa entre enero y marzo.

¿Y ahora qué?

Perejil

Bien, ahora que ya tienes tus semillas, el primer paso es elegir qué usar como semillero. Si no sabes qué usar, decirte que prácticamente cualquier cosa que se te ocurra servirá: vasitos de yogur, bandejas de semillero, macetas, cuencos de plástico, jardineras,…

Lo siguiente es llenar ese semillero con sustrato. En el mercardo hay muchos tipos de sustrato: abonados, sin abonar, con perlita o sin, turba negra, turba ácida… Para que las semillas germinen bien, cualquier sustrato que sea turba negra valdrá. Pero será más adecuado el que lleve perlita, o incluso mejor el que es específicamente para semilleros.

Una vez tengamos los semilleros con el sustrato, procederemos a sembrar las semillas. Colocaremos dos o más (máximo 4, dependiendo del tamaño de las semillas) en cada hueco. Las taparemos con una fina capa de sustrato, y finalmente regaremos abundantemente.

En muy pocos meses podrás disfrutar de tus propias hortalizas y verduras, y a muy bajo coste.

Más información – Comer tus propios pimientos, ¡y sin salir de casa!


Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario