Suelos ideales para cultivar

Suelo

Cada día más personas se atreven a tener un huerto en casa. Las grandes ciudades no son un impedimento para cultivar tus propios vegetales y tener maravillosas plantas y flores y es por eso que puedes iniciarte en esta tarea sin mayores complicaciones.

Uno de los aspectos centrales para lograr el éxito es prestar atención al suelo. Allí está la clave para los buenos resultados. Es necesario tener un suelo con ciertas características para lograr el buen cultivo de plantas.

Por lo general, es necesario contar con suelos profundos que permitan el libre crecimiento de las raíces además de contar con suelos ricos en materia orgánica, algo que puedes añadir tú mismo mediante algunos desechos como restos de comida, cáscara de huevo, estiércol, etc. Hay que procurar trabajar con suelos ricos en nutrientes minerales como son el hierro, el zinc, el calcio o el magnesio. Esto ocurre con los suelos arcillosos aunque no con los arenosos.

Evita los suelos arcillosos pues son difíciles de trabajar y muy secos, no permitiendo la retención del agua que las plantas necesitan para su crecimiento. Estos suelos además tienden a encharcarse, pudriendo así las raíces.

Durante el proceso, hay que cuidar que el suelo no esté infectado con hongos, gusanos del suelo y malas hierbas. Si esto sucede, lo mejor es desinfectarlos con productos químicos o bien con métodos de desinfección ecológicos como es el caso de la Solarización

Más información – Plantar o sembrar un césped nuevo

Fuente – Infojardín

Foto – 123RF


Categorías

Huerto, Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario