Suelos salinos

En entradas anteriores te hablamos de cómo diseñar un jardín junto al mar, cuestiones que deberás tener muy en cuenta si tienes una casa cerca de la playa o te gusta viajar a tu casa veraniega para disfrutar de las altas temperaturas y la hermosura de los colores de las plantas y el azul del mar. Es por este motivo, que esta es una de las mejores opciones, a la hora de disfrutar de espacios exteriores y cultivar un jardín lleno de plantas y flores.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta diferentes factores, que tal como te lo advertimos ayer son imprescindibles para pensar antes de empezar a diseñar el jardín cerca al mar. Uno de estos factores, además del viento es la salinidad. Es por este motivo que el día de hoy, te traemos una serie de consejos para que tengas en cuenta a la hora de diseñar un jardín en suelos salinos.

Lo primero que debemos hacer, es comprobar si el suelo de tu jardín es salino o no. Si te das cuenta que el suelo tiene características salinas, es importante que tomes algunas medidas para diseñar tu jardín. En primer lugar, debes aumentar la permeabilidad del suelo, aumentando la cantidad de arena y de materia orgánica, e instalando tubos de drenaje para evacuar el agua cargada de sales, que puede terminar afectando negativamente tus plantas.

De igual manera te recomiendo que de vez en cuando realices lavados de sales hacia el subsuelo, lo cual puede ser realizado mediante riegos abundantes que inunden la tierra, para que pueda limpiarse de cualquier cantidad de sales que dañen la tierra. Debes prestarle mucha atención al agua de riego, ya que esta no debe ser salina, en caso de serlo deberás cambiarla.

Como lo mencionamos en la entrada anterior, lo más importante es que selecciones las plantas que son resistentes a la salinidad, y trates de mantener una elevada humedad en el suelo mediante el riego por goteo. Haciendo esto, reducirás la concentración de sales y tus plantas se desarrollarás adecuadamente.


Escribe un comentario