Superviviente de las bombas de Hiroshima

Bonsái Hiroshima

Este magnífico ejemplar de Pinus parviflora ”Miyajima” hecho bonsái de, nada más y nada menos, 388 años de edad, fue uno de los supervivientes del ataque que sufrió Hiroshima en 1945.

¿Cómo lo hizo? Se desconoce. Actualmente es uno de los bonsáis más preciados (por no decir el que más) de la colección de bonsáis del Museo Nacional de Bonsáis de Estados Unidos.

Si los árboles pudieran hablar, tendrían muchas historias que contar. La historia de este pino blanco comienza allá por el año 1625, en la isla de Miyajima, en Japón, cuando comenzó su vida. Cuando Hiroshima fue azotada por una bomba nuclear en el 1945, pertenecía a la familia Yamaki, la cual vivía a tan sólo dos quilómetros del lugar de lo ocurrido.

Afortunadamente, la familia no sufrió heridas permanentes. Y nuestro protagonista, el Pino Blanco de Miyajima, sobrevivió sin sufrir apenas daños.

Bonsái

Unos treinta años más tarde de lo ocurrido, en el año 1976, el maestro de Bonsáis Masaru Yamaki, decidió otorgarlo al pueblo de Estados Unidos, con motivo del Bicentenario de Japón. Desde entonces se ha convertido en un residente permanente de la sección japonesa de bonsáis del Museo Nacional de Bonsáis de los U.S.A.

Los pinos son coníferas de muy lento crecimiento. Quizás esta lentitud traiga consigo grandes sorpresas, como la de crecer más fuerte y sano, o la de poder sobrevivir a acontecimientos que otras plantas no sabrían cómo hacerlo, al no tener los recursos suficientes.

Por ello, y por ser uno de los primeros géneros de vegetales en aparecer sobre la faz de la Tierra, seguramente tengan una larga vida por delante. Quién sabe lo que les deparará el futuro, pero, si han sido capaces de llegar hasta nuestros días, no les será difícil mantenerse vivos durante muchos años más, ¿no crees?

Más información – Los cuidados del Bonsái


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario