Tener un limonero en casa

Limonero

Mi suegro tiene un bonito limonero en su jardín que es posible disfrutar desde la ventana de la cocina. Durante la temporada, regala magníficos frutos que disfrutamos en limonadas, con carnes o en adobos.

Los árboles frutales siempre son una buena opción para tener en el jardín no sólo por su belleza natural sino también porque con ellos tendremos frutos frescos y naturales. Si quieres plantar un limonero puedes comenzar a investigar sobre él.

El nombre científico de este árbol frutal es Citrus limón y se trata de un árbol de tamaño medio a grande y de crecimiento fuerte que tiene una copa abierta, flores blancas y hojas perennes, aromáticas, y con espinas en las ramas.

El limonero necesita estar en un lugar protegido aunque a pleno sol debido a que es muy sensible a las heladas. Durante el invierno, se recomienda protegerlo con un plástico para así evitar que sufra los excesos del frío. Al momento de regar hay que evitar las aguas duras, es decir aquéllas con excesos de sales.

De tanto en tanto, habrá que podar el árbol y acortarlo par así cuidar su crecimiento y que entonces sea equilibrado, logrando así una buena circulación de aire. El raleo y la poda ayudará a tener una mejor cosecha. Por otra parte, se recomienda para prevenir enfermedades pues si la copa del árbol está muy cerrada aumenta la probabilidad de ataques de cochinillas. Otros enemigos frecuentes del limonero son las hormigas, los ácaros y los pulgones. Entre las enfermedades más comunes están la gomosis y la fumagina.

Al momento de cosechar el limonero, hay que separar el fruto del árbol con cuidado. La época para la recolección es entre junio y marzo.

Ideal para el jardín y para cuidar la salud, el limón es un fruto muy recomendable por su bajo contenido en grasa y por su aporte de vitamina C. Por otra parte, ayuda a absorber el hierro de los alimentos, es favorable para el metabolismo y es antioxidante por lo que protege las células.

Más información – El crecimiento de los árboles frutales

Foto y fuente – Revista Jardín


Escribe un comentario