Una planta con sabor dulzón: Stevia rebaudiana

Stevia rebaudiana

La Stevia rebaudiana es una planta medicinal que ha conseguido tener un gran protagonismo en la vida cotidiana de muchas personas. Su sabor dulce hace que sea un complemento ideal en, por ejemplo, ensaladas.

Es una planta arbustiva de fácil cultivo y crecimiento rápido que podemos tener tanto en el jardín, como en maceta.

Su origen se encuentra en el continente americano, concretamente en Argentina y Paraguay. Está acostumbrada a vivir en un clima tropical, sin embargo, su cultivo en climas como el mediterráneo no es demasiado complicado.

En hábitat puede llegar a alcanzar una altura aproximada de un metro, y una anchura de unos 30-40cm.

Sus hojas son de color verde, lanceoladas y algo dentadas. Al masticarlas, se puede notar su sabor dulzón.

Para conseguir nuevas plantas se necesitan tener dos ejemplares de distinto género, ya que con una sola planta no conseguiríamos semillas.

Stevia rebaudiana planta

Si vivimos en un clima cuyos inviernos son fríos con heladas (aunque sean débiles), deberemos resguardar la Stevia en el interior del hogar o en un invernadero cálido, lejos de las corrientes de aire ya que podrían dañar sus hojas.

El sustrato que podemos utilizar es aquél que esté compuesto por turba negra y un poco de perlita. Es muy aconsejable añadir bolitas de arcilla en el interior de la maceta (antes de hechar el sustrato) para facilitar el drenaje.

Le teme al encharcamiento, por lo tanto, evitaremos en la medida de lo posible colocarle un plato debajo (se puede colocar una vez que ya no sale agua por los agujeros de drenaje).

Al ser una planta medicinal es muy importante que utilicemos productos ecológicos para su cuidado. Es por ello que es muy recomendable abonarla con abonos orgánicos (humus de lombriz, estiércol de caballo,…), y se combatan las plagas que pudiera tener con remedios naturales.

Más información – 5 plantas medicinales para cultivar en casa


Escribe un comentario