Uso del riego por goteo

Generalmente cuando hablamos de riego, no solo nos referimos al riego utilizando una regadera o una manguera. Realmente el riego más adecuado para la mayoría de las plantas es el riego por goteo, ya que se encuentra justo al pie de cada planta, por lo que se convierte en un riego personalizado y se adapta a cada una de ellas. De igual manera, ten en cuenta que este tipo de riego, no vale para todas las plantas, o arbustos, aunque si para la mayoría ya que tiene muchísimas ventajas.

Entre las muchas ventajas que nos proporciona este tipo de riego, es el ahorro de agua, por lo que no solo tendremos muchos respeto con el medio ambiente ahorrando agua, sino que ahorraremos también dinero. Este tipo de riego, mantiene el suelo húmedo contantemente, por lo que nuestras plantas siempre tendrán el agua necesaria para desarrollarse. Desafortunadamente uno de los inconvenientes de este tipo de riego es el atascamiento de sus emisores.

Para desatascar los emisores, lo mejor es utilizar una aguja e ir revisando cada uno de los goteros, de esta forma estarás evitando que se atasquen y que no provean el agua necesaria para las plantas. De igual manera, si se atascan por calcificaciones, la mejor opción será desmontarlos y utilizar vinagre o ácido cítrico hasta que queden bien limpios.

Pero, entonces ¿cómo colocar y utilizar este riego por goteo? La forma de instalación dependerá del lugar donde lo vayas a poner, si por ejemplo son para árboles frutales u ornamentales te recomiendo que coloques varios emisores alrededor del tronco. Si por el contrario lo vas a poner en jardines o balcones, lo mejor será que adquieras un kit de goteo que es bastante fácil de instalar.


Escribe un comentario