Wollemia nobilis: un fósil viviente

Wollemia nobilis

Como árbol considerado como fósil viviente es muy posible que conozcas al Ginkgo biloba, pero, aunque apareció en la Tierra bastante antes que los dinosaurios, el protagonista de hoy es probable que encabece la lista de estas magníficas y resistentes especies. Su nombre científico es Wollemia nobilis, y se encontró un fósil cuya edad se aproximaba a los 200 millones años.

La especie fue descubierta en 1994, en el Parque Wollemi (de ahí su nombre) de Australia. Se le conoce popularmente como ”pino de Wollemi”, pero en realidad no es un pino, sino que está más emparentado con la familia de las Araucaria es decir, con las Araucariaceae (los pinos pertencen a la familia Pinaceae). 

Wollemi nobilis

La Wollemia nobilis crece hasta una altura aproximada de 40 metros, con un grosor de tronco de hasta 2 metros. Su crecimiento es lento, al igual que la maduración del cono los cuales estarán listos a partir de los 18 meses desde su polinización.

Es una planta vigorosa, que vive en la alta montaña, donde las cuatro estaciones están bien definidas, con heladas, pero el verano es templado, y el invierno es fresco. La humedad ambiental también es alta.

Cono de Wollemia nobilis

En hábitat existen unos 100 ejemplares, es por ello que es muy difícil encontrarla a la venta, y cuando está, su precio es muy alto. Es una especie en peligro de extinción, y por eso es muy importante que, si queremos y podemos tener una en nuestro jardín, hayamos pasado antes por el CITES que es un regulador de especies amenazadas, y serán ellos los que decidirán si nos dan permiso o no para tenerla.

La Wollemia nobilis es una conífera espectacular que, al igual que todas las plantas, pero quizás más ella debido a su larga existencia en el planeta, merece nuestro más sincero respeto y admiración. Sería una verdadera lástima que se sumase a la lista de especies de plantas extinguidas, ¿no crees?


Un comentario

  1.   Sebastian dijo

    Un árbol impresionante, que debe ser protegido.

Escribe un comentario