10 Palmeras de colección

Las palmeras son plantas que a muchos nos tienen enamorados. Puede resultar un poco exagerado, pero cuando te adentras en este mundo y ves la cantidad de especies que hay, y lo decorativas que son la mayor parte de ellas (sino todas)… es muy fácil que el ”virus palmeril”, como llamamos a veces a esta afición, te infecte y ya no salga ni aunque te mudes a un piso sin patio.

En este artículo voy a mostrarte 10 palmeras de colección que realmente impresionan, no sólo por su valor ornamental, sino también por su resistencia a las temperaturas bajas.

Archontophoenix alexandrae

Archontophoenix alexandrae

Esta es una de las palmeras más idóneas para jardines pequeños. Se la conoce por varios nombres: Palma alejandra, Palmera Alexandra, Palma real australiana, Palmera real australiana…, pero su nombre científico es sólo uno, y es Archontophoenix alexandrae. Es originaria, como indica uno de sus nombres, de Australia, concretamente del nordeste. Alcanza una altura de 30 metros, y un tronco anillado de nos 20cm de grosor. Sus hojas son pinnadas, de color verde por el haz y blanquecino por el envés.

Puede vivir en climas cuyas temperaturas ronden entre los -4ºC de mínima y los 40ºC de máxima, siempre y cuando disponga de mucha humedad, sobretodo en verano. En teoría, se ha de colocar a pleno sol, pero las plantas jóvenes se queman con mucha facilidad, por lo que conviene protegerlas un poco, y acostumbrarlas al sol poco a poco.

Allagoptera caudescens

Allagoptera caudescens

La Allagoptera caudescens es originaria de Brasil, pero pese a ello, es una de especie muy interesante para tener en climas frescos (que no fríos), ya que soporta hasta los -4ºC. Tiene un ritmo de crecimiento lento, alcanzando una altura de unos 15m. Sus hojas son pinnadas, de color verde oscuro por el haz y más blanquecino por el envés.

Esta especie es de las que crecen mejor en zonas con mucha luz, pero siempre protegida del sol directo. Lo más recomendable sería ponerla en un rincón donde de joven tuviese sombra, pero que a medida que fuese ganando altura pudiese ir recibiendo poco a poco cada vez más luz directamente del sol.

Caryota maxima ‘Himalaya’

Caryota Himalaya

La Caryota maxima ‘Himalaya’, conocida también como Palmera cola de pescado, es originaria de la India. Crece a un ritmo muy lento en climas calurosos, hasta alcanzar una altura de 30 metros. Tiene las hojas muy curiosas, como si fuesen una cola de pescado, lo que le da un aspecto plumoso a medida que madura.

Soporta heladas de hasta los -7ºC, pero las temperaturas altas (por encima de los 30ºC) no le gustan mucho, aunque los tolera siempre y cuando esté en una zona protegida del sol directo.

Ceroxylon amazonicum

Ceroxylon amazonicum

Los Ceroxylon amazonicum viven en las laderas orientales de la Cordillera de los Andes. Su ritmo de crecimiento es muy lento, alcanzando una altura de hasta 20m, con un grosor de tronco de apenas 15-20cm. Sus hojas pinnadas, de color verde oscuro por el haz y de color blanco ceroso por el envés.

Aguanta bien las temperaturas de hasta -5ºC, pero no la calor. Durante el verano, si este es muy cálido como el mediterráneo, verás que apenas crece. Prefiere climas con temperaturas suaves, sin extremos. Además, es importante mantenerlo en sombra todo el tiempo que se pueda, ya que el sol lo quema.

Ceroxylon peruvianum

Ceroxylon peruvianum

Esta es una de esas palmeras que compras porque, como es de Perú, piensas… ”pues igual soporta mejor las temperaturas cálidas”. Bueno, esa es la teoría. Lo que sí que puedo decir, y afirmar, es que es un Ceroxylon diferente, y sólo por eso vale la pena cultivarlo. Crece también en la Cordillera de los Andes, a una altitud entre los 1500 y los 2300m. Alcanza una altura de hasta 12m, con un tronco blanquecino de hasta 26cm.

Sus hojas son pinnadas, pero con aspecto plumoso. El haz lo tiene de color verde oscuro, y el envés blanco y ceroso. Soporta heladas débiles, de hasta -4ºC, y también necesita protección contra el sol durante su vida.

Chamaedorea linearis

Hojas de Chamaedorea linearis

Estamos muy acostumbrados a ver la Chamaedorea elegans, que es la Palmera de salón por excelencia, pero el género comprende otras especies igual de interesantes, y una de ellas es la C. linearis. Es originaria de Sudamérica, concretamente de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Crece hasta una altura de 10 metros, a un ritmo razonablemente rápido -más o menos, unos 15cm por año-, y su tronco es muy delgado, de unos 8cm de grosor como máximo. Sus hojas son pinnadas, de color verde por ambas caras.

Como todas las especies del género, se debe de proteger del sol directo para que pueda crecer bien. Por cierto, soporta sin problemas hasta los -4ºC, y las condiciones de interior.

Chambeyronia macrocarpa

Chambeyronia macrocarpa

La palmera de la hoja roja es originaria de Nueva Caledonia. Crece hasta una altura de unos 10m, con un tronco anillado y delgado de hasta 30cm de grosor. Tiene hojas pinnadas, ligeramente arqueadas, de color verde… aunque la hojas más nueva la tiene de color rojo. Su ritmo de crecimiento es lento, necesitando protección contra el sol, especialmente si se vive en un clima caluroso.

Soporta heladas de hasta los -3ºC.

Dypsis decaryi

Dypsis decaryi

La Dypsis decaryi o Palmera triangular es originaria de Madagascar. Crece hasta una altura de 6m, con un grosor de tronco de hasta 40cm. Tiene una forma triangular muy curiosa, con hojas pinnadas y arqueadas de color verde oscuro. Se está cultivando mucho en los últimos años, y es que ha demostrado soportar heladas de hasta los -3ºC sin problemas.

Puede estar a pleno sol si el clima es suave, pero vivirá mejor en semisombra cuando joven.

Veitchia joannis

Veitchia joannis

La Veitchia joannis es una palmerita originaria de las Islas Fiji ideal para tener en climas tropicales, libres de heladas. Crece hasta una altura de 30m, con un grosor de tronco de hasta 20cm. Sus hojas son pinnadas, de color verde. Crece a un ritmo bastante rápido, aunque necesita estar en una zona semisombreada cuando es joven (o si vive en un clima con temperaturas máximas de más de 30ºC).

Llama mucho la atención que en sus tallos tiene como manchitas de color blanco claro cuando es joven, lo que la convierte en una palmera espectacular.

Pritchardia remota

Pritchardia remota joven

Las Prtichardia son plantas que tienen las hojas similares a las Washingtonia, pero muy diferentes. Son muy elegantes, y la Pritchardia remota es una de las que mejor soporta el frío del género. Es originaria de Hawái, concretamente de la isla de Nihoa. Crece hasta una altura de 4m, con un grosor de tronco de hasta 15cm. Tiene hojas muy bonitas, de color verde (las manchitas marrones que ves en la de la imagen corresponden a gotas de lluvia con barro).

Soporta heladas de hasta los -4ºC sin problemas, pero eso sí, necesita protección solar para evitar que sus hojas se quemen.

Y hasta aquí la muestra de palmeras de colección. ¿Cuál te ha gustado más? ¿Cuál menos?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *